HORÓSCOPO GÉMINIS SEMANAL

Del 15 al 21 de Enero de 2018

Géminis, tienes que empezar de una vez a apreciar a las personas que son importantes en tu vida, a las que te tratan bien, a las que de verdad merecen la pena. Eres muy impulsiva/o sí, y esa impulsividad muchas veces te trae cosas muy buenas. Gracias a ser así, consigues muchísimas cosas que quieres. Pero a veces, también te hace acercarte a gente que la verdad, sabes que cuanto más lejos mejor.

Tu mundo se mueve por emociones poderosas Géminis y el problema es que crees que puedes conseguirlo todo, que puedes cambiar la forma de ser de otras personas, que puedes hacerlas mejores… Pero no Géminis, no tienes todo ese poder y, aunque si lo tuvieras harías un bien a esa persona, a veces, ni siquiera quiere cambiar. La gente no cambia, el mundo no cambia, nada cambia si no quiere hacerlo. Esta semana deberías alejarte un poco de lo que ahora está turbio, y lo más importante es que deberás permanecer lejos de verdad durante unos días. Fuera el teléfono, fuera los mensajes, los whatsapp, todo… Si de verdad quieres poner a prueba tienes que separarte de verdad, no sólo físicamente.

Géminis, hay que meditar decisiones, hay que darle una vuelta a todo.

Tu vida no es solamente esta y puedes empezar cualquier cosa desde cualquier punto del mundo. Sólo tienes que estar bien emocionalmente. Trata de acercarte y de estrechar vínculos con amigos, últimamente estás muy separado de algunas personas importantes en tu vida. Intenta acercarte otra vez a ellos Géminis, en momentos de dudas y de incertidumbre nuestros mejores amigos son quienes mejor no asesorarán.

Sal, tómate algo por ahí con tu gente, intenta desvincularte del todo del pasado y ten control sobre tus actos. Tienes que alejarte para ver si realmente lo que quieres en tu vida es eso Géminis. Tienes que alejarte para probar, para ver hasta qué punto puedes ser feliz con cosas nuevas.

Tómate esta semana para ti Géminis. Sólo para ti. Y disfruta de los pequeños detalles de la vida, ríe, sal, disfruta, alégrate el día con algún capricho. Todo es poco ahora. Y no más lágrimas… Feliz semana.