HORÓSCOPO LEO ENERO 2018

Has aprendido a reírte del peligro, has aprendido a responder a quien sea, a estar a la altura de cualquiera, a respetar a quien de verdad te respeta a ti. Ya no te sientes mal, ni amenazada por nada, no quieres intimidar a nadie y tienes muy claro que preferirás darte media vuelta a increpar o a dejar que te increpen. Enero es un buen mes de crecimiento personal Leo, es un buen mes para seguir adelante, para hacer las cosas bien, para valorarte, para levantar ese orgullo fuertemente.

Tienes ganas de renovarlo todo Leo, de hecho, ahora es lo mejor que puedes hacer con tu vida, sacar, sacar, sacar…

Has “perdido” muchas cosas este tiempo atrás pero también has ganado otras muchas. Empezando por tu dignidad Leo. Lo has pasado mal, has llorado, te has lamentado muchísimo por algunas cosas que ni siquiera tú habías creado, quisiste tirar la toalla una y mil veces, pero al final, seguiste adelante. Como siempre haces. Y por eso estás donde estás ahora Leo, arriba, fuerte, y sobretodo tratando de curar tu orgullo pisoteado. Es Enero, es el comienzo del año Leo, y tienes más ganas que nunca de poder cambiarlo todo de una vez, de olvidar, de hacer vida nueva, de conocer, de salir, de pasar tiempo con los tuyos, de reír, de dejar de implorar al resto para que no te hagan daño. La vida ya no va así Leo, quieres tranquilidad de una vez por todas.

Haces balance Leo, balance de todo, y recuerdas muchas cosas, por ejemplo cuando tus amigos te decían que dejaras de enamorarte tan deprisa, o que no lo dieras tanta importancia a personas que te hacían mucho daño, o que cortarás de forma radical de una vez. Recuerdas las miles de veces que perdonaste, que intentaste hacer y meterte en una vida que sabías que no estaba hecha para ti y aún así te aferrabas a todo. Recuerdas el tiempo “perdido”, las innumerables charlas con tu familia, con amigos, con la gente que de verdad se implicaba porque estuvieras bien. Recuerdas las noches en vela, las lágrimas que derramaste por no entender qué pasaba, qué estabas haciendo mal. No estabas haciendo mal nada Leo, el mundo lo estaba haciendo mal contigo. Pero lo mejor de todo es que, por fin, esas lecciones las has aprendido.

Has aprendido a reírte del peligro, has aprendido a responder a quien sea, a estar a la altura de cualquiera, a respetar a quien de verdad te respeta a ti.

Ya no te sientes mal, ni amenazada por nada, no quieres intimidar a nadie y tienes muy claro que preferirás darte media vuelta a increpar o a dejar que te increpen. Enero es un buen mes de crecimiento personal Leo, es un buen mes para seguir adelante, para hacer las cosas bien, para valorarte, para levantar ese orgullo fuertemente. Tu mayor miedo ahora no es perderlo todo, es perder el tiempo Leo, y sabes de sobra que por mucho que te quedes esperando para empezar lo que sea el “momento adecuado” ese momento jamás llegará. Tienes que hacer que suceda, y lo tienes más claro que nunca. Un trabajo que sólo te da dinero, honestamente, no te da nada, una relación que sólo te da “comodidad”, por desgracia, no siempre te complementará. Todo va a cambiar en Enero. Y estás dispuesta/o a recibir buenas noticias con los brazos abiertos. Ya no huirás de lo bueno, ya no darás la espalda a lo que te motiva…