Comienza enero, Leo, y comienza también el 2020. Estás harto de que te lo repitan, pero es el momento de tomar la iniciativa y de agarrar el toro por los cuernos. Lo único que le pides a este año es poder disfrutar sin preocupaciones y vivir la vida como a ti te gusta, nada más. Sabes que tus altas expectativas pueden llegar a ser muy peligrosas y por eso, estás intentando controlarlas todo lo posible y mantener tus pies en la tierra todo lo que puedas.

Enero te obligará a tomar una decisión. Pero no es una decisión que te impongan los demás, si no una decisión relacionada contigo mismo. Leo, es momento de actuar de una vez por todas o de cerrar un capítulo. No puedes seguir más alargándolo más. Ahora o nunca.

El 10 de enero hay un eclipse lunar además de la Luna Llena en Cáncer. Cáncer hace que todo el mundo esté más sensible y susceptible por lo que pueden surgir muchísimas tensiones peligrosas a tu alrededor. El eclipse despierta en ti la necesidad de conectarte contigo mismo, de desconectar, de volver a encontrarte. Además, te ayudará muchísimo a cerrar una vieja herida del pasado que estaba empezando a volver a abrirse otra vez. La Luna Llena despierta tu intuición al máximo, Leo, y gracias a ella y a la luz de la Luna te darás cuenta de algo que te dejará muy sorprendido. Te darás cuenta de que una persona al final no es cómo decía ser. Te desilusionarás bastante, Leo, porque confiabas en ella, pero agradecerás haberte dado cuenta de ello a tiempo.

El día 12 de enero, se produce una conjunción de Saturno y Plutón en Capricornio. Te darás cuenta de que has estado perdiendo tu tiempo con tonterías, Leo, que te hace falta comprometerte más con las cosas importantes. Cuando se trata de amor, te darás cuenta de que es momento de pensar a largo plazo como si se tratase de una inversión, de un negocio. Si hay alguien que te importa de verdad, deja que conozca tus sentimientos. Quítate esa máscara con la que has estado protegiéndote, Leo, porque esa persona está deseando conocer tu verdadero interior. Este tránsito además será muy productivo para tu cuenta bancaria.

La Luna Nueva en Acuario del 24 de enero, Leo, te ayudará a encontrar esa calma que tanto tiempo llevas buscando. Por fin encontrarás un sentido a toda esa revolución de emociones que ha estado teniendo lugar en tu mente y en tu corazón. Esa Luna Nueva será la que dé ese pequeño empujón a esa relación que parecía estar un poco estancada. Y, además, a forjar y a empezar nuevos proyectos que despierten tu ilusión.

Este mes aprenderás una gran lección, Leo. Por fin, te darás cuenta de que hay tiempo para todo y que hay un momento adecuado para hacer todo lo que tengas hacer. Sin prisa, pero sin pausa, Leo. Todo llegará en su momento indicado. Feliz enero.