Comienza un nuevo mes, Leo. Desde el mismo día 1, se te acumularán las ganas de hacer cosas, cosas nuevas o continuar con otras ya empezadas. Te sentirás con energía para todo. Aunque esa fuerza interior la vas a mezclar con reflexiones intensas. A ti te gusta mucho cómo eres, pero por dentro a veces sientes que podrías hacer las cosas mejor y que te gustaría cambiar lo que menos te gusta de ti. Hazlo. Enero es perfecto para todo eso.

Y conforme vayan surgiendo inconvenientes, toma aire antes de precipitarte y cometer algún error o, como poco, acabar muy nervioso. Y que eso interfiera en otras muchas situaciones que tengas que vivir. Mucho ojo también con los retrasos o malentendidos, porque si se dan en temas o relaciones en los que hayas invertido mucho esfuerzo, te va a dar una rabia tremenda. O incluso puedes enfadarte mucho.

Con la Luna Nueva en Capricornio el día 13, será el momento de hacer, si es que no la has hecho ya, tu lista de propósitos para perder los kilos de más de la Navidad, apretarte el cinturón con los gastos y no volverte loco/a en las rebajas, o dejar de fumar o empezar a hacer ejercicio. Si te faltan las ganas no te preocupes porque te sobrará sentido de la responsabilidad. Sentirás que tienes que dejar ir algunos hábitos, o alguna relación tóxica, o incluso cambiar tu manera de organizar los gastos o ingresos. Quieres cambiar pero te resistes.

En temas de amores, puedes lanzarte a la conquista de alguien con todo un arsenal de bonitas palabras y declaraciones de amor. Otras veces eres más de detalles pero durante este mes, te apetecerá más demostrar lo que sientes con palabras. En general, vas a querer abrirte al diálogo para solucionar problemas, malentendidos, iniciar proyectos…   Como si te hubieras dado cuenta de que hablando las cosas, te va mejor que imponerte. Sí, imponiéndote consigues lo que quieres en el momento, pero las otras personas no te dan la razón por confiar en ti a ciegas sino porque se lo impones.

Cuando el Sol entre en Acuario el 19, todas los temas que venías pensando en cambiar a lo largo del mes, los verás más claros. Y será el momento de ponerlos en marcha, siempre y cuando asumas que algo tendrás que cambiar en la manera a como haces las cosas siempre. Cambiar ese chip en tu cabeza será tu gran reto del mes, tu esfuerzo para conseguir lo que quieres. Saltarte un poco el guion y pasar algunos límites o normas puede que no le guste a algunas personas. Pero sigue tirando del diálogo como venías haciéndolo y convéncelas de que sabes bien lo que estás haciendo. Igual te lanzas a montar algo que a tu familia le parece una locura en los tiempos que estamos, o igual apuestas por una relación con una persona que no tiene nada que ver contigo. Pero si tú quieres estar con ella, te dará igual si no sabe que es Versace o se viste con lo primero que coge del armario.

En los últimos diez días del mes vas a tener que negociar mucho con tu pareja o con compañeros de trabajo, o con tus hermanos. Es tiempo de negociar y dialogar, nada de imponerse unos a otros. En el amor igual, vas a conseguir todo lo que quieres desde el momento en que dejes a la otra persona que aporte lo suyo, que se exprese. No te impongas, y aunque lo hagas todo de corazón, la otra persona también tiene derecho a sacar su personalidad.

Con la Luna Llena en tu signo el 28 puede llegar el momento de reflexión de lo que ha sido el mes. Pensarás que a veces te falta más libertad de la que tienes, o pensarás que algunas personas te limitan. O que necesitas realizarte de otras maneras en la vida, cambiar de trabajo o estudiar algo nuevo. Pelea lo que haga falta para eliminar esos sentimientos que te dan cierta infelicidad. Quizás tengas que hacer esfuerzos extras, pero en el fondo sabes que vas a ganar. Cuando quieres algo no hay quien te frene. Y si alguna vez te frenas es porque piensas en los demás. Y no quieres hacer las cosas pasando por encima de todo y de todos. Porque luego te sientes mal.

Leo, es hora de pensar en ti un poco más. Por aquello de que tu ego pesa mucho, a veces no quieres ir más a lo tuyo para que no te critiquen. No te reprimas y siéntete un poco egoísta. Y si alguna persona lo sufre, se siente. Demasiadas veces piensas en los demás antes que en ti. Permítete si lo crees oportuno mimarte tú, y para los demás, habrá tiempo después.

2020-12-31T02:43:29+02:00