Comienza septiembre, Leo, y la verdad es que tú estás buscando la motivación hasta debajo de las piedras. Está siendo una temporada un poco rara para ti, pero como buen Leo que eres, sabes que todo saldrá bien. Por momentos, te sientes perdido, como si no fueras capaz de sacar el máximo partido a todo tu tiempo. Pero, Leo, este mes todo va a cambiar, TODO. Septiembre viene con las pilas cargadas y las energías renovadas para darte todo lo que te mereces.

Para empezar, Leo, no te arrastres por nadie, ni mendigues la compañía de absolutamente nada. A ti te encanta estar rodeado de gente, te encanta hacer planes con los demás pero parece que los demás ahora no están muy de la labor. Y eso, quizás está haciendo que termines dejándote llevar por lo que dicen los demás. Tampoco busques compañía en planes que puedes hacer tú solo sin depender de nadie. ¿Desde cuando un Leo necesita tener alguien a su lado para hacer algo? Desde nunca, así que ya sabes.

La Luna Nueva en Virgo del día 6 va a impulsarte en lo laboral, en lo profesional. Vas a pensar y actuar con la mente fría. Leo, así es como se toman las buenas decisiones. Te sentirás con la fuerza y el poder necesario para resolver cualquier problema que haya pendiente en tu trabajo o en tus proyectos. Es un buen momento, porque proyectos que parecían no tener fin, lo tendrán este mes. Significa que unas puertas se cierran, pero otras muchas se abren. Prepárate para recibir un dinerito extra a tu cuenta bancaria. Al final todo esfuerzo, tiene su gran recompensa. A darte caprichos este mes, Leo, te lo mereces.

En el amor, es importante que te centres en un solo objetivo, que vayas todo a uno y te dejes de picotear. Sabes que hay una persona que te gusta o que te atrae mucho más que los demás. Eres el rey o la reina de coqueteo y siempre tienes a varias personas en el punto de mira, pero ahora, Leo, merece mucho la pena centrarse solo en uno/a. No tengas miedo a lanzarte, a proponer planes, a dejarle las cosas claras. También demuéstrale que solo tienes ojos para él/ella, eso es lo que hará que se decida por ti definitivamente.

Si buscas la segunda oportunidad de una persona, Leo, este mes lo tienes complicado (pero no imposible). Tendrás que dejarte la piel para demostrarle que has cambiado, que ahora va a ser diferente y que no vas a jugar más con su corazón. Tienes que poner de tu parte porque esa persona quiere ver como te entregas y va a ponértelo difícil. Quizás tengas que hacer cosas que nunca has hecho por nadie, pero quién algo quiere, algo le cuesta.

Venus en Escorpio a partir del día 10, despertará tu deseo sexual y tus ganas de pasarlo bien bajo las sábanas. Si tienes pareja, a mediados de mes vuestra relación estará en uno de sus mejores momentos. Todas vuestras discusiones tendrán final feliz bajo las sábanas. Venus en Escorpio también va a despertar tus hagas de irte de viaje, de salir de la ciudad, de darle a tu vida un poco de alegría, de salir de tu rutina. Si hace falta, pídete unos días de vacaciones para poder despejarte y prepara cualquier plan que tengas pendiente.

Además, Marte entra en Libra el día 15 y eso también hace que aumenten mucho más tus ganas de recorrer mundo, de conocer nuevos sitios, de alejarte de esos lugares que tanto te agobian. Este mes quieres desconectar, aunque sea por un par de días, quieres tener tiempo para ti, para pensar en tus cosas y para no sentirte presionado por nada ni por nadie.

No tengas miedo a unirte a planes de última hora, ni a tomar la iniciativa, Leo. Este mes tienes que dejar de lado todo lo “malo” que ha pasado estos últimos meses. No te permitas caer ni un solo momento por nada ni por nadie.

El día 20 hay una increíble Luna Llena en Piscis. Puede que su energía sea bastante intensa en ti y que tus emociones estén totalmente descontroladas. Pero gracias a ella, saldrán a la luz pensamientos ocultos que darán respuesta a mucha de las preguntas que últimamente no paras de repetirte. Con esta Luna Llena es el momento perfecto para dejar que las lágrimas caigan, que las palabras salgan por tu boca y que saques todo lo que tengas dentro. Da igual, Leo, llora todo lo que tengas que llorar, aunque sea por una tontería. La vida está llena de subidas y de bajadas y una vez que empieces a valorar hasta las partes más bajas, las subidas serán mucho más emocionantes.

El Sol en Libra a partir del día 22 te calmará y te dará esa paz que necesita en estos momentos. El día 27 comienza el último Mercurio retrógrado del año. Cuidado con los malentendidos, se acerca una época en la que la falta de comunicación estará a la orden del día. Pero bueno, eso ya será en octubre. Feliz mes.