Tienes un mes fuerte por delante Libra y lo mejor que puedes hacer ahora es desconectar como sea. En el fondo, aunque parezcas tranquilo hay cosas que te preocupan más de la cuenta, sobre todo algún tema relacionado con alguien a quien quieres mucho. Tienes que saber controlar tus emociones si no quieres al final, terminar con un ataque de ansiedad fuerte o con dolores de cabeza por el estrés. El mes comienza con el eclipse lunar penumbral en Capricornio el día 5 de julio y puedes sentir como estás revolucionado de alguna forma.

Necesitas desfogar, salir a correr, hacer incluso más deporte (si es que ya haces algo)… Este eclipse te transmitirá mucha energía, más de la cuenta, energía que debes canalizar de alguna forma. Es cierto que puedes estar sufriendo mucho por una persona importante pero también es verdad que por mucho que intentas tratar de comprenderla no eres capaz de comprender su punto de vista, su forma de ver la vida. Y por eso quizás el estrés. Te involucras demasiado con las personas que te importan hasta tal punto de dejar absolutamente todas tus energías puestas en él/ella y quedándote tu sin ellas.

A partir del día 13 de julio, cuando Mercurio retrógrado termina, notarás como la comunicación en general comienza a fluir un poco mejor con todo el mundo. Antes de este día puede que haya algunas discusiones estúpidas pero que al final, a ti te calen demasiado hondo.

En el amor, es muy probable que empieces a “despegarte” un poco más de personas que pueden robarte tu energía y de que no te importe tanto lo que pueda pasar. Quizás es la primera vez que te pasa algo así en mucho tiempo. Ahora el aire fluye por todo tu cuerpo y si tienes que poner distancias con alguien lo harás.

A partir del día 23 de julio comienza la temporada de Leo. Te verás mucho más fuerte con todo, con más energía, con más brillo, con más ganas de centrarte en ti, en tus talentos, en tus metas, en tus objetivos. Y quien quiera acompañarte genial, pero ahora, tú llevas las riendas. Y no vas a quedarte anclada/o en el camino de nadie.