Ya está aquí agosto y esa actitud de pasotismo y de ‘sin más’ tiene que empezar a terminarse. Estás intentando disfrutando de todas las cosas positivas que hay en tu vida, pero siempre hay algo que no te deja hacerlo al 100%. Este mes te vas a dar cuenta de que no todo es tan de color de rosa como te imaginabas. Que tus responsabilidades te están sobrepasando y te estás haciendo perder el ánimo que tenías.

Hay un montón de cosas buenas en ti, Piscis, pero por todo lo que está pasando en tu vida, lo estás dejando de lado. Este mes tienes que sacar tiempo para darte importancia, para centrarte en ti, para recuperar ese amor propio que has perdido por circunstancias de la vida.

Este mes va a empezar una nueva etapa y a ti te da miedo, mucho miedo todo lo que está por llegar. Sabes lo que se te viene, sabes perfectamente que vas a seguir hacia delante. La teoría la tienes muy aprendida, pero el problema es que a la hora de ponerlo en práctica, aparecen tus miedos. Presientes que hay algo que no va a salir como pensabas, que tu vida va a dejar de ser la que era y te da miedo pasar página y dejar el pasado atrás. Pero, Piscis, deja la nostalgia de lado y centrate en las cosas positivas y bonitas que va a haber en esta nueva etapa.

En julio no has tenido casi tiempo para ti, por eso en agosto vas a hacer todo lo posible para parar. Aunque te cueste mucho, intenta tomar algo de aire para meditar, coger fuerzas y seguir luchando. Céntrate en todo lo que has conseguido con tu sudor y lágrimas. Eso te dará fuerzas para seguir trabajando.

Eres una persona muy romántica y hace tiempo que no sacas a la luz ese lado más romántico y pasional. Tu gente lo echa de menos e incluso tú un poco también. Este mes, aprovecha que Venus va entrar en Leo el día 11 para sacar tus sentimientos a la luz sin miedo. A más de uno le vas a volver a sorprender y a volver a seducir…

La Luna Nueva en Virgo del día 27 es perfecta para reorientar tu vida y reconducirla a donde tú quieras. Solo tú tienes el poder, Piscis. Feliz mes.