Empezamos un nuevo mes, Piscis. Acaba el año y tus sensaciones de lo vivido, con lo mejor y lo peor, son buenas, bastante buenas. Además empezarás diciembre ilusionado con alguien nuevo, o con buenas perspectivas de futuro con tu pareja si la tienes. Para ti las citas románticas, aunque lleves tiempo con alguien, te gustan mucho. Te parece que sirven para estimular la relación. Además de que tú, Piscis, si no tienes romanticismo en tu vida como que te falta algo. Que haya un futuro también, claro. Pero a ti lo que te pone es que A DIARIO fluya el amor, haya citas, detalles y mucho sexo (y besos y abrazos). Venus en Escorpio hasta el día 15 te va a echar una mano para conseguir todo eso y para favorecer tus relaciones en general. Estar bien con tus amigos y con tu familia te parece esencial para estar feliz. Así que si has discutido con alguno de ellos, ya estás buscando el momento para hablarlo y solucionarlo. Buenos argumentos y generosidad para perdonar no te van a faltar.

Es cierto, Piscis, eres un idealista en el amor. Lo reconoces. Por eso, las historias de amor que más te gustan, y las que más huella te dejan, son aquellas en las que más coinciden tus sueños románticos con la realidad. Las has tenido, y por eso sabes que existen y que es posible conjugarlo todo. Por eso siempre aspiras a tenerlas de nuevo. ¿Por qué tienes que conformarte con lo que no te hace feliz a tu manera?

Haber podido solucionar ese problema a nivel laboral o tener bien organizada toda la documentación para ese proyecto o nuevos estudios, te han dejado muy tranquilo. Empezar el mes sin demasiadas preocupaciones te gusta. Tienes mucho planes y celebraciones y no te gustaría perderte ninguno porque tengas que centrarte en acabar temas pendientes.

Lo que no vas a poder evitar son las tensiones con alguien por no haberle podido convencer para que colabore contigo en algo. Quizás es que le has vendido algo poco consistente. Es cierto que esa persona podría haber estado más receptiva, pero tú también puedes ser más contundente con tus argumentos ¿o no? Solo con tu encanto y tus buenas maneras no siempre puedes conseguir todo lo que quieres. Aunque a muchos les resulte tan difícil resistirte a ti.

Mira Piscis, a veces crees que solo querer algo con todo tu corazón ya está hecho. Pues no. La vida es más fea y dura por desgracia, y nos exige otros esfuerzos que no son tan ideales. De todas formas, intenta este mes, con tantas reuniones y celebraciones tener bien claro quienes son amigos y quienes son conocidos. Así evitarás sufrir por algo que te ha hecho un conocido (no le des importancia) y estar más pendiente de un amigo que te necesita (no des nada por hecho nunca, a los amigos se les tiene que cuidar a diario y tú en eso no sueles fallar).

Si algunos días estás más distraído no te preocupes porque el Eclipse Solar en Sagitario el 14 de diciembre te va a poner las pilas para no despistarte. Incluso puedes llegar a estar muy susceptible con las críticas o porque a alguien no le han valido tus excusas. Reconoce que a veces, cuando estás mal, tiendes a pensar que como estás mal, tienes carta blanca para pasar de todo. Todo te lo perdonas y esperas lo mismo de los demás. Y sabes que eso no es así. Si necesitas mimos, lo tendrás, pero tu responsabilidad o compromisos con algo tienes que cumplirlos, sí o sí. El trabajo hecho te hace sentir muy bien y más seguro, es solo que quieres ponerte un poco rebelde, ¿verdad?

Si necesitas reflexionar sobre cómo te sientes por dentro, sobre todo para aclararte por algo que te ha pasado, hazlo en la segunda parte del mes. En esos días tendrás todo más claro por la Gran Conjunción de Saturno y Júpiter en Acuario. Te vas a dar cuenta de que el pasado tiene que quedar atrás, y que si quieres empezar nuevas etapas de trabajo, relaciones o cuidándote más, tienes que avanzar, y dejar de darle vueltas a los posibles cambios. Hazlos. Cuando te propones algo no hay quien te pare. Es el momento. Deja esa relación si no te gusta o comprométete si te gusta mucho. Cambia de trabajo si puedes, o habla con quien tengas problemas para poder trabajar a gusto. Y en cuanto la salud, no se puede perder peso o estar en forma, sentado/a en el sofá comiendo hamburguesas o chocolate. ¿Lo pillas?

Si tuvieras que valorar cómo ha sido el año, no tendrías problema en reconocer que te ves mejor, más maduro. Durante el año has solucionado viejos problemas que te restaban en tu felicidad presente. Piscis, cuando se suelta lastre con temas del pasado, uno está más ligero para avanzar. Y más tú que te gusta y necesitas fluir sin ataduras ni frenos. Otros logros como consolidar esa relación que te ilusiona tanto cerrarán un año que para ti ha tenido algo de magia, a pesar de lo duro que ha sido por la pandemia. Pero Piscis, es que tú ves siempre magia y luz aunque haya problemas. Y esa es una de tus grandes virtudes. En 2020 mantenla y si puedes dársela a alguien más, ni lo dudes.

2020-12-01T13:47:32+02:00