Te has cansado de callarte, Piscis, de hacer como si nada pasara y este mes vas a empezar poco a poco a soltar todo lo que has ido acumulando a lo largo de mucho tiempo. Vas a ir diciendo todo eso que te imaginabas que algún día ibas a decir. Mira, Piscis, este mes no estás tan lejos de hacer tus sueños realidad en ese aspecto. Llevas mucho acumulado y te has cansado de ser el bueno de la película. Está claro que no vas a montar ningún espectáculo, simplemente vas a dejar las cosas claras para que te traten como tienen que tratarte. Se acabaron las injusticias.

Eso sí, Piscis, intenta tener la cabeza en su sitio, porque con Mercurio retrógrado este mes puede que pierdas algo que es muy importante para ti y que no sepas donde has dejado las cosas. Ten cuidado, sé consciente de donde dejas las cosas y comprueba dos veces si llevas las llaves encima antes de salir de casa. Con Mercurio retrógrado también es posible que este mes sientas un poco de nostalgia por el pasado, en especial por la infancia o por la adolescencia. Incluso, alguna persona de esos tiempos puede aparecer ahora en tu vida y cambiarlo todo. Piscis, si sabes que viene con buenas intenciones, no tengas miedo en dejarla pasar y darle una segunda oportunidad, pero si notas que viene con algo turbio, corta enseguida. Un hola y un adiós y punto.

Venus en Cáncer del 2 al 27 hará que te sientas un poco cómodo y que dejes fluir tus emociones. Este mes necesitarás dosis de cariño extra y te da igual de dónde vengan. De tus amigos, de tu familia, de tu pareja. Vas a dar pero también vas a pedir amor. Será tu oxígeno este mes. Si estás soltero/a, hay altas probabilidades de que te cruces con tu crush y surjan chispas. Pero ten cuidado con tus ilusiones. Ve despacio y no reserves todavía el banquete de la boda, que eso está muy lejos. Si tienes pareja, este mes sentirás que la conexión con él/ella será mejor y a pesar de tener vuestras diferencias, sabréis llegar a un punto en común sin discutir y sin llorar.

Con el eclipse solar y la Luna Nueva del día 10, empezarás a replantearte muchas cosas. Está muy relacionado con el hogar y la familia y puede que, durante estos días, tengas muchísimas ganas de mudarte bien lejos y de dejar de lado la vida que tienes ahora mismo. Esto te puede hacer sentirte frustrado, porque querrás escapar pero todavía tienes muchos frentes abiertos y tareas pendientes que te atan. Tienes ganas de un cambio, de hecho, con el eclipse es posible que tomes esa decisión que tanto tiempo llevas dándole vueltas. Pero si puedes, no hagas nada hasta el 22 que se termine Mercurio retrógrado. Es momento de mudarse porque el lugar en el que estás ya no te hace sentirte cómodo…

Este mes comienza la temporada de Cáncer el día 20 y eso, quieras o no, te hace sentirte un poquito en tu salsa. La sensibilidad vuelve a ser el protagonista pero eso a ti te gusta. La Luna Llena en Capricornio del día 24 te dará mucha tranquilidad y estabilidad. Sentirás que es momento de volver a reunirse con tu familia o de invertir más tiempo con esas personas que siempre han estado ahí. Te sentirás más conectado con tu gente. Junio va a ser un poco montaña rusa para tus relaciones, Piscis, pero al final llega la calma asegurada. Al final, las relaciones que sobreviven a todos esos cambios son las que de verdad merece la pena mantener. Así que no tengas miedo a someterte a cambios. Ahí será cuando te des cuenta quién merece la pena y quién no. Feliz junio, ¡a vibrar bien alto!