Aunque las cosas últimamente no han salido como tú querías que salieran, empiezas el mes con ilusión, Piscis. Sabes que dentro de poco sucederá algo en tu vida que hace mucho que no sucede. Algo que llevas esperando desde antes de la pandemia. No quieres que nada se tuerza ni que se interponga en el camino y vas de poner TODO de tu parte para que las cosas salgan bien este mayo. Quizás tengas que cambiar cierto comportamiento y cierta forma de pensar. No va a ser fácil, pero te igual. Vas a hacer todo lo que esté en tu mano para que este mes TODO salga bien. Te has cansado de ser el que siempre sale perdiendo.

Habrá bastantes cambios de planes, sobre todo a principios de mes, cuando Mercurio entre en el cambiante Géminis el día 4. Las cosas no serán claras y eso a ti te pondrá un poco de los nervios. No quieres ser autoritario, ni meterle prisas a nadie, pero si que te gustaría que la gente fuera clara y se anduviera con tonterías. Más que nada en asuntos que sí que te afectan y que van contigo.

La Luna Nueva en Tauro del día 11 marca un nuevo comienzo en lo laboral, Piscis. Te darás cuenta de que si de verdad quieres tener el futuro que siempre has soñado, tendrás que ponerte las pilas. Incluso, puede que durante estos días descubras que tienes que hacer ciertos cambios para seguir hacia delante. Nunca te ha gustado demasiado los cambios de última hora, pero esta vez sabes que es necesario. Sarna con gusto no pica, Piscis.

Una energía súper positiva llegará a tu cuerpo a partir del día 13, cuando Júpiter entra en tu signo. Estarás súper magnético y te ayudará a conseguir tus objetivos. Es el momento perfecto para tomar riesgos y para seguir a tu corazón. Estarás sensible pero en plan bien. Será una sensibilidad con la que puedas conectar mucho más con los demás. Estarás cariñoso, generoso y sentirás que eres capaz de entender y de ayudar a todo el mundo. Es un buen momento para rodearse de personas que te transmitan muy buena vibra. Estás tan receptivo que lo mejor es estar con gente que no sea nada tóxica.

Sin duda, Piscis, este mes es el momento perfecto para retomar hábitos que hacen felices a tu salud mental. Como leer un buen libro, volver a escribir en tu diario, hacer journaling, dibujar, pintar, tocar un instrumento. Está bien tener buenos hábitos para tu cuerpo como hacer deporte o comer sano, pero la salud también es hacer cosas que te alegren y que te ayuden a desconectar del día a día.

En el amor, Piscis, este mes por fin tomarás una decisión para estar mucho más cerca de esa persona a la que tanto quieres. Eso sí, no dejes que todo dependa de ti. Tienes que dejar que tu pareja también ponga de su parte para estar más cerca de ti. Una relación es cosa de dos. Está claro que tú puedes hacer mil cosas para sacarlo todo hacia delante. De hecho, lo harás sin quejarte si es preciso, pero no será del todo sano para la realidad. Este mes deja que tu pareja también ponga de su parte por el futuro de la relación.

Entre el eclipse de Luna Llena del día 26 y el inicio de Mercurio retrógrado el día 29, el final de mes será bastante intenso. Tanto que puede que incluso tengas la necesidad de retirarte a tu habitación más veces de lo normal. Con el eclipse, Piscis, tendrás que luchar y pelear sobre todo en lo laboral. Te sentirás motivado para pedir lo que es tuyo. Estás cansado de las injusticias y entiendes que con la pandemia las cosas no sean igual que antes, pero solo quieres que te traten como te mereces. Lo mínimo.

Con Mercurio retrógrado se acercan momentos en los que la soledad será la mejor opción. Una persona de tu pasado intentará volver a tu vida y ahí es cuando debes de recordar más que nunca que mejor estás solo/a que mal acompañado/a. Así que ya sabes lo que tienes que hacer… A tope con mayo, Piscis. Feliz mes.