No puedes pasarte la vida tratando de que el mundo cambie o dando lecciones. Es imposible Piscis, y no puedes porque hay personas que en el fondo no quieren cambiar, y por mucho que les repitas lo que deberían o no deberían hacer con sus vidas, al final, tienes que dejarlo por imposible.

Llega Noviembre Piscis, y empiezas el mes con una terrible necesidad de ayudar a una persona muy cercana a ti que te necesita demasiado. Está bien que lo hagas, estás bien que te involucres al máximo con ella pero, por favor, que no te afecte personalmente, que no te quite el sueño, o el hambre, o el descanso, o la vida… No puedes pasarte la vida tratando de que el mundo cambie o dando lecciones. Es imposible Piscis, y no puedes porque hay personas que en el fondo no quieren cambiar, y por mucho que les repitas lo que deberían o no deberían hacer con sus vidas, al final, tienes que dejarlo por imposible. Y lo peor de todo esto es que quien se queda sin fuerzas eres tú. Los demás son mayorcitos como para saber hacia donde tienen que encaminar sus vidas, no te estreses ni te comprometas demasiado. Di lo que tengas que decir, pero hazlo una vez.

En el fondo, quieres hacerles la vida mucho más fácil pero el problema es que se mal acostumbran. Cuida un poco de ti también, con toda esa intuición tan poderosa que tienes deberías saber cuando tienes que alejarte de las “malas compañías”… Hacia los días 4 y 5 puede que te sientas muy agotado con todo, muy estresado y con algo de ansiedad. Y sí, quizás ni siquiera tú te expliques por qué tiene que pasarte en esos días cuando ni siquiera estabas tan mal como creías. Eso llega a veces cuando menos te lo esperas, cuando mejor parece que estás, pero sí Piscis, es por todo lo que tienes acumulado a tu espalda.

Trata de descansar, de hacer algo de deporte y de llevar una dieta equilibrada, sabes que con eso, muchos de tus problemas y de tus nervios se acaban solucionando… Los días 9 y 10 de noviembre vas a sentir otra vez que el corazón te palpita fuerte, probablemente porque recibas algo de una persona a la que consideras especial. Un detalle, un regalo, un mensaje que te haga temblar todo el cuerpo… Respira profundo pececito y deja que tu corazón lata con fuerza. Pero hay más, cerca de los días 14 y 15 nada podrá apagarte esa sonrisa que llevas de oreja a oreja, por fin parece que el Universo conspira para que seas feliz.

Proyectos nuevos, sentimientos nuevos, todo parece encajar en tu vida y estás dejando atrás el miedo al compromiso, a la responsabilidad, a llevar todo más allá. Alrededor de los días 21 y 22 surgirá un problema que no tendrá mucha importancia pero que volverá a estresarte un poco aunque con toda esa vitalidad y buena vibra que llevas arrastrando, podrás solucionarlo deprisa. Quizás puedas pensar que es más grave de lo que parece, al fin y al cabo, cada uno se fija el nivel de gravedad de los asuntos como quiere, pero esta vez no te afectará de la misma manera.

Alguien te propondrá algo increíble cerca del día 28 de Noviembre, algo que no esperabas y que te hará muchísima ilusión. Adelante, di que sí si tu instinto así te lo dice. En general será un buen mes, sentirás muchísimas empatía y estarás sensible. Habrá algún episodio un poco dramático pero ya no te tomarás tan en serio nada como antes lo hacías. Asegúrate de descansar bien, de comer sano y de beber muchísima agua que te limpie. Y deja que te quieran Piscis, deja que te cuiden, que te mimen y que tengan en un altar. Los buenos, no los que tienen malas intenciones… Feliz Noviembre.