Del 9 al 15 de diciembre de 2019

Estás en una especie de ansiedad permanente Piscis y es que, sabes que tienes asuntos importantes que solucionar pero por una cosas u otras no terminan de arreglarse. Es complicado Pececito, porque muchos de esos asuntos no están en tus manos. Y eso te jode mucho. Muchísimo. Pero ya está, es lo que hay y sólo puedes hacer lo que esté en tus manos. Hay una persona que te está haciendo mucho daño precisamente por eso, porque no se está portando bien contigo, ni te está comprendiendo y además, de vez en cuando tiene palabras feas que duelen mucho.

En vez de estar aguantando, intenta ignorar un poco. En personas como tú que siempre están ahí, el hecho de ignorar hace mucho más daño. No seas iluso Piscis y deja que sean los demás los que den el paso de acercarse a ti con unas disculpas antes de nada. Esta semana vas a sentirte fuerte, vas a sentir que todo lo injusto ya no te afecta tanto. Si a alguien le molesta cómo eres ya no estarás ahí preocupándote por cómo poder hacer las cosas “bien”. Eres como eres y ya no vas a cambiar por nadie, lo tienes clarísimo, y mucho menos por personas que no te tratan como debes.

El jueves, con la Luna Llena, estarás más agitada/o que de costumbre. No des pasos en falso, deja que sean los demás los que te busquen por favor. A veces, te entran ganas de hablar, de soltar por tu boca lo más grande… Pero tranqui Pececito, ahora no es el momento de eso, de verdad. Al final, muchas veces pareces tu la/el desquiciada/o por perder los papeles cuando sabes de sobra que pierdes los papeles por alguna razón. Que está todo justificado Piscis. Pero eso es lo que quieren algunos, que pierdas la razón, y que el resto lo vea. Inspira y expira Piscis… Y paciencia.

Todo va a ir bien, no vuelvas a mirar atrás ni por el retrovisor del coche.