Comienza un nuevo mes Sagi, y hay que cambiar el chip Sagi, hay que cambiarlo cuanto antes. Agosto será un mes de mucho lío mental, bueno, mental y físico, cosas que creías que tenías súper claras de repente ya no están tan claras, momentos que pensabas que no se volverían a repetir, se repetirán, pero no serán sólo malos, claro que no, simplemente cambiarán un poco la visión de tus cosas. Has puesto a prueba a mucha gente, y sí, por supuesto que has tenido decepciones, pero sabes que a la larga, que salga la verdad, facilita mucho las cosas. 

En este mes será cuando te des cuenta de eso, cuando se te pase, cuando verás que no todo es tan malo como creías, para bien o para mal, vas a solucionar los líos que tienes en tu cabeza, porque sí, porque tienes muchas ganas y porque eres infeliz cuando algo en tu vida no va bien. No tengas miedo de los cambios porque aunque creas que se va algo bueno, algo mejor siempre llega, nunca olvides que siempre te ha pasado, ya te encargarás de atraerlo hacia ti… Es cierto que tu vida laboral puede agitarse mucho, si estás estudiando las dudas pueden llegar a la hora de elegir una cosa u  otra. Hay momentos de dudas y de estrés. 

No te montes demasiadas pelis en tu cabeza Sagi, eso es precisamente lo que se puede interponer entre tu objetivo y tú. 

Cuidado con la impulsividad, puedes generar tensión en algunas relaciones, puedes tensar demasiado algunas cuerdas Sagi. Y tú no eres así, escapas del mal rollo casi siempre pero puedes llegar a crearlo en ciertos momentos. Y todo porque se te escapan cosas que no deberías. Este mes cuida mucho la comunicación. La Luna Llena en Acuario del 12 puede ser muy buena para aprender a escuchar y también para hacerte escuchar. La comunicación ahora es la base de todas tus relaciones, no solo las de amor, sino también las de amistad, de familia o la que tienes contigo mismo.

Hay algo muy especial que está a punto de suceder en tu vida, algo que llevas años queriendo hacer… Quieres que las cosas salgan bien. Por una vez en tu vida, te estás parando a planearlo, a tenerlo todo bajo control, a estudiar qué es lo que vas a hacer. Está bien hacerlo así, pero no te olvides de darle tu toque Sagi, ese toque aventurero, rebelde, loco. Aunque lo lleves todo planeado, intenta improvisar un poquito e intentar salirte de esos planes siempre que puedas. Feliz agosto.