Empieza un nuevo mes Sagitario, un mes de diciembre que va a ser para ti bastante movidito en cuanto a planetas pasando por tu signo, además de un eclipse solar en toda la frente. Vas a estar con mucha energía pero también muy rebelde por las restricciones para poder hacer frente a todo lo que quieres. Primero entrará Mercurio, luego llegará Venus a mediados de mes, cuando también tendrá lugar el eclipse -el día 14 en concreto-. Y para rematar, tu planeta Júpiter junto a Saturno en la Gran Conjunción en Acuario.

Toma nota. Habrá de todo, pero más bueno que malo, como siempre pasa en tu vida. Pero porque cuando todo se pone negro, tú le das la vuelta y siempre sacas la parte positiva. Fíate de ti, no de lo que alguien te diga. Que algunos van a joder, o al revés, quieren animarte y te sueltan frases tipo: “no te preocupes, no pasa nada…”. Te da una rabia. Sí pasa. Lo que no funciona hay que revisarlo. ¿O no?

En pareja o con algún trabajo o plan, si te viniste arriba en algún momento, idealizándolo, te puedes caer desde muy arriba. Pero vas a ser capaz de no darle muchas vueltas y de buscar alternativas rápidas a la decepción. Estás con un rollo de esos que no te apetece para nada lamentarte, ni culparte, ni siquiera culpar a nadie. En el caso de una persona, pensarás que igual estabas muy receptivo y vistes mariposas donde no las había. En cuanto a planes, pensarás que tus ganas de viajar te llevan a apuntarte muy rápido a todo y luego la pandemia, los confinamientos o vete a saber qué, te lo estropean. Mejor no planifiques tanto, Sagitario. Disfruta más de lo que tienes alrededor, quizás algo más cercano te pueda dar más satisfacciones que todo lo que te busques a kilómetros de distancia.

En algún momento del mes, a ti que te gusta dominar tu vida, puede que si determinadas personas o acontecimientos restringen tu libertad, tu respuesta sea la de enfadarte, cabrearte, o si no algo peor. Pero te vas a ver capaz de hablarlo y de convencer a todo aquel con quien hayas tenido problemas. Por ejemplo, con un amigo o familiar para arreglar un malentendido. Entre tus palabras de arrepentimiento y el buen rollito que tienes últimamente, lo solucionarás fijo. Un problemas menos. A este paso llegas al 1 de enero más feliz que una perdiz.

Con el Eclipse Solar en Sagitario vas a notarte a punto de reventar, de alegría, o de lujuria o también por algún enfado. La pareja o el dinero quizás sean los temas que más te remuevan. Te notarás con muchas ganas de sexo. Si llevas tiempo en pareja, la sensación será la de sentirte atrapado en una relación que ya no te gusta tanto o que crees que no controlas sino que te controla a ti. Tendrás la opción de dejarla (si te dejas llevar por tus impulsos). Tendrás la opción de hablarlo (para ver lo que falla). Antes de hacer nada, valora cuánto te importa y visualízate sin esa persona cerca a ver como te ves, si bien o mal. Y decide más adelante, cuando los efectos del eclipse te dejen ser tú mismo. Cuando hayas madurado el asunto si es que es importante. Los eclipses nos piden que nos tomemos las cosas con calma, y que las decisiones se tomen cuando haya menos energía sin control en el ambiente.

A partir de mitad de mes también empezarás a sentir los efectos de la Gran Conjunción de Júpiter y Saturno en Acuario. Así que, si sientes que alguna relación no va como esperabas (puede ser amorosa o con algún amigo/a), intenta no frustrarte. Porque eso puede llevarte a entrar en una espiral de mirarte el ombligo y no ver más allá de tu cabreo. Hay tensión astral y los temas en general pueden avanzar más lento de como se esperan, pero eso no quiere decir que no funcionen. Solo hay que ajustar, no lo des todo por perdido y menos por no frenar tu impaciencia.

Para ti va a ser un mes para hacer repaso del año. Verás muy claro cómo han sido estos meses, si buenos o malos. Y lo que lo que no haya salido bien, lo reconocerás, serás consciente. Y para cuando te hagas demasiadas preguntar sobre que has hecho este año, hacia dónde vas y qué te espera, cierra los ojos y déjate llevar por tu optimismo. Ese que nunca te falla. Más se equivocan algunos dándote consejos. Tú sabes Sagitario que eres capaz de ver las cosas claras, con optimismo, claro que sí. Y que no te engañas. Eres realista, y si lo ves bien, por algo será. Y si algo no es muy allá pero tú lo ves bien, en realidad es porque lo ves mejorable, y esa es una gran virtud. Anótate tenerla bien presente para el año que viene. Viene cargado de buenos momentos para ti. Y si trae malos, ya los harás tu buenos.

2020-12-01T13:27:52+02:00