Comienza un nuevo mes, enero, y para ti Sagitario, el principio de un año en el que quieres seguir avanzando, aunque sabes que por muchas cosas sucedidas meses atrás, también tendrás que mirar atrás y analizar qué ha pasado. Y todo eso para poder elegir bien los pasos a dar durante los próximos doce meses. Para empezar, en enero, los primeros días, estarás con la energía en todo lo alto, con ganas de hacer muchas cosas, salir, discutir, reírte, hacer alguna escapadita, empezar un deporte nuevo… todo muy estimulante y normal en ti, que de forma natural siempre eres tremendamente activo. Ante esa energía intensa los únicos problemas serán que te pongas muy competitivo (en el trabajo o en familia) con alguien parecido a ti en cuanto a un fuerte carácter, alguien como tú que sea de los que quieren ganar siempre. En esos casos, mide el enfrentamiento, valora que merezca la pena, y tanto si ganas como si no, hazlo noblemente, como tú bien sabes hacer. El mal perder te hace perder dos veces, recuérdalo.

A mitad de mes, el dinerito estará muy presente en tu vida, porque querrás invertir, en compras o en algo de cierta importancia. Para no equivocarte, y antes de ceder a tus impulsos sagitarianos, mira qué tienes o qué debes, y según te salgan las cuentas, inviertes o te quedas quieto y esperas otra época más saneada a nivel económico. O puede que seas de los suertudos con sus cuentas al día y creciendo porque fuiste de los que al empezar el año ya negoció más sueldo o buscó nuevos trabajos para aumentar tus ingresos. Enhorabuena por esa previsibilidad y capacidad de mejorar tu vida. Como consejo para la primera parte del mes es que vigiles tu impaciencia, que es tu cruz cuando quieres algo, porque lo quieres ya, y además como que perder el tiempo te pone de muy mal humor.

En el amor, a primeros de mes te sentirás muy apasionado, sin pensar en quién, dónde, cuándo y cómo. Serás un caballo desbocado (en el buen sentido de la palabra) en cuanto a pasión, pura energía conquistadora pero muy carismática (vamos, que no te dirán que NO). Luego te irás tranquilizando, bien para consolidar los encuentros ya iniciados, bien para estar receptivo a nuevas personas que te conquistarán más por la parte intelectual. Si conoces a alguien que te encanta, pero al mismo tiempo tienes mucho trabajo y poco tiempo libre, quizás inicies una relación telefónica o por Internet muy sensual, por el deseo de querer veros más pero no poder hacerlo por los compromisos laborales.

En general, este mes puede que te sientas con ganas de hacer las cosas diferentes en cuanto a crear una relación, pero por experimentar cosas nuevas, no porque te vaya mal en el terreno amoroso. En el fondo, sabes que conquistas porque le pones muchas ganas, y porque tienes mentalidad de ganador/a y eso cuenta mucho para crear un impulso que siempre es hacia arriba. Si tienes pareja estable, vigila las discusiones, por dinero, por conflicto de intereses o por poco/mucho sexo (vamos, que puedes discutir casi por cualquier cosa). No te vengas arriba por tu excesiva seguridad. Si no llegáis a un acuerdo y entráis en bucle, rompe el maleficio, se generoso y propón un plan que os relaje, y dejar la discusión para otro día (o para siempre).

Durante los últimos días del mes, con la Luna Llena en Leo, te vas a sentir con muchas ganas de conquista, pero no solo con palabras, sino con roces y miradas, explotando al máximo la seducción. Tendrás ganas de experimentar, probar y probar, y no habrá nadie que pueda pararte, salvo tú mismo/a, que deberías hacerlo si la persona elegida no muestra estar en la misma sintonía que tú. Ve siempre hacia adelante, pero contempla dar un paso atrás de vez en cuando.

Te gustará reconocer que la vida no es mala contigo, pero que podría ser mejor, y a eso debes aspirar, como todos. Reconoce que has aprendido durante el pasado año y que tienes que cambiar algunos malos hábitos, como cuando te sientes un poquito superior a los demás, y en consecuencia, a veces te pasas de prepotente en tus relaciones. Prueba a ser menos dominante y a valorar que cuando eres más humilde, también la vida te sorprende. Además, tienes la capacidad mental suficiente para probar nuevos caminos de vida, y si por lo que sea no te funcionan, cambiar el rumbo. Sabes que puedes hacerlo, que eres rápido y que tienes muchos recursos para variar el rumbo de tu vida cuantas veces quieras. Que las viejas costumbres se queden en el año pasado, bienvenidos los nuevos hábitos, las nuevas ilusiones y las mil aventuras que te deben estar esperando ya.

2020-12-31T03:02:50+02:00