Está claro que lo que está pasando es una locura, lo tienes claro pero de verdad, estás sacando de ti una fuerza brutal para no caer. Y sobre todo, para que no caiga nadie de los que están a tu alrededor. Eres increíble Tauro, y en momentos como este deberías recordártelo en vez de machacarte como haces otras veces cuando te has visto más “frágil”.

Este mes es un mes duro y complicado, la conjunción de Júpiter y Plutón nos lleva a pensar que es muy posible que haya cambios en la economía súper importantes y además, a finales de mes, quizás aparezca algún trauma del pasado, o algún tipo de mensaje que no es del todo alegre o positivo. Pero volviendo a lo de antes, este mes serás uno de los signos que más aguante tenga con toda esta situación, física y mentalmente así que, por favor, sigue así.

La primera semana de abril, Venus entra en Géminis y tendrás unas ganas imparables de escribir o de saber más acerca de una persona. Probablemente, una persona que significó mucho para ti y que fue importante en tu vida. Si quieres hacerlo hazlo Tauro. También te mereces de vez en cuando sacar todo lo que llevas dentro y si crees que es el momento, adelante. Pero por favor, hazlo como terapia personal más que esperando si después de esto hay alguna respuesta que quieres escuchar. Hazlo por sacar lo que llevas dentro, sin importar lo que venga después.

La madrugada del día 8 de abril, hay Luna Llena en Libra y la verdad es que a ti, en este caso, esta Luna te afectará mucho porque te hará reflexionar demasiado acerca de si estás haciendo bien o no las cosas. Pon en una balanza todo, sentimientos, personas, lo que estás dando, lo que estás recibiendo… ¿es justo? Tú conoces la respuesta.

El día 12 de abril, Mercurio entra en Aries y la verdad es que tendrás una fuerza brutal para empezar algo nuevo que quizás nunca hayas hecho Tauro. Si unos días atrás tuviste algún bajón piensa que con este tránsito planetario volverás a venirte arriba. Este año, a partir del día 20 de abril comienza tu temporada y tú, serás la/el primera/o en cumplir a rajatabla eso del autocuidado. Lo demás ahora mismo puede esperar. Ponte a hacer deporte Tauro, date algún baño relajante, échate alguna crema que rejuvenezca… o que sea que te haga sentir especial y bien contigo misma/o.

Por muy “bien” que estés llevando todo esto Tauro, a tu estrés personal anterior hay que sumarle la crisis del Coronavirus y no será siempre fácil, y tendrás momentos en los que estés más abajo que nunca pero después te recordarás que o te levantas tú, o te hundes tú. Y sabes lo que quieres. Bendito orgullo y bendito amor propio el que tienes ahora Tauro. Nada ni nadie es imprescindible ahora en tu vida. Excepto tú.