Este mes la paciencia es la clave, Tauro. Estás en el sprint final de algo que has deseado durante mucho tiempo. Ahora es cuando tienes que dar lo mejor de ti y, sobre todo, prepararte mentalmente para lo que está a punto de suceder. Tienes que ser paciente y no desesperarte en los últimos momentos. Te ha costado mucho llegar hasta aquí, así que aguanta como un campeón hasta el final y no la líes antes de tiempo. Este mes conocerás por fin esa libertad que tanto te ha costado tener y que tantas lágrimas has derramado por ella.

En tu trabajo es donde tendrás que mantener más la calma. Si has comenzado un proyecto hace poco o si has empezado en un nuevo trabajo, es muy posible que a principios de mes sientas como las horas se hacen eternas. No ves recompensa a todo el tiempo invertido y eso puede ponerte muy de los nervios. Pero no abandones, porque lo mejor está por llegar. Es importante que este mes aprendas a desconectar. Cuando llegues a casa, no sigas mirando el teléfono haciendo cosas del trabajo. No te pongas a mirar más cosas que pueden ser útiles para tus proyectos. También busca tiempo para ti y para tus necesidades.

La Luna Nueva en Aries del día 12 te dará esa seguridad que tanto necesitas. Pueden salir a la luz emociones que llevas mucho tiempo reprimiendo y quizás te asusten un poco. Pero no te preocupes, haz uso de tu inteligencia emocional para saber qué debes hacer con ella. Lo mejor de todo es que al día siguiente la Luna entra en tu signo y eso te hará sentirte más cómodo con todo lo que está sucediendo en tu vida. Aprovecha el día 12 que la Luna entra en tu signo para hacer algo que te guste mucho, para llamar a tu delivery favorito o para invitar a ese par y amigos y pasar una noche increíble.

Esto no acaba aquí, Tauro, porque el día 14, Venus hará una entrada triunfal en tu signo y será ahí cuando empieces a ver luz en tu vida amorosa. A partir de ese día, te sentirás muy optimista y verás que hay esperanza en esa relación. No tienes miedo de ir poco a poco y eso es lo importante. Si hay una persona que te ha empezado a gustar hace poco, a mediados de mes será cuando te des cuenta de que lo vuestro es recíproco.

Pero, Tauro, si has vivido una ruptura hace poco, este mes tienes que intentar huir de todo lo que te hace daño o si no, caerás en la trampa otra vez. ¿Quieres volver con esa persona o quieres empezar tu vida de cero?

El día 19 comienza algo increíble, Tauro… El Sol entra en tu signo y da paso a tu temporada. Te empezarás a sentir súper seguro y, sobre todo, muy afortunado de la gente que tienes a tu lado. Pocas veces eres consciente de ello, pero este año, con todo lo que ha pasado en el mundo, te darás cuenta de toda la gente que te quiere y que te apoya. Aprovecha tu temporada para pasar mucho más tiempo con tus amigos y tu familia. Deja las excusas, el trabajo y las responsabilidades de lado y DISFRUTA, joder.

Para terminar el mes, el día 26 tenemos la Luna Llena rosa en Escorpio. Va a sacarte por completo de tu zona de confort, pero será algo súper positivo para ti, Tauro. La Luna sabe que puedes hacer cosas mucho mayores, que puedes dar lo mejor de ti y va a hacer que tu vida de un giro de 180 grados y cambie por completo todo a lo que ya estabas acostumbrado. Esta Luna Llena trae ese cambio que tanto has peleado, que tanto has luchado. Por fin todo toma sentido, Tauro. Emocionalmente, con la Luna Llena es posible que salgan ciertos secretos a la luz de una persona en la que siempre habías confiado. Alguien va a decirte algo que no estás preparado para escuchar. Aunque al principio se te haga raro, te darás cuenta de que por fin has salido de la oscuridad. Este mes pueden pasar cosas muy grandes si te lo propones, Tauro, a tope con él.

Disfruta el mes, Tauro, porque vas a tener de todo un poco, pero no parece que habrá nada grave, nada que vaya a hundirte. Las oportunidades saldrán y dependerá de ti ir cogiendo todas, algunas o ninguna. Las alegrías te vendrán seguro por tu capacidad de disfrutar de la vida y través de los sentidos. Y con la Luna Llena en Libra el 28 lo vas a tener bien claro. Las penas serán menos si eres capaz de adaptarte a las circunstancias, si usas tu experiencia para elegir mejor, si perdonas a los demás para sentirte mejor contigo mismo y si te fías de los consejos de las personas que te quieren. Que tú sabes que tienes muchas, que son tu tesoro y que nunca te fallan. Tú tampoco les falles a ellas.