Comienza un nuevo mes y un nuevo año, Tauro. Enero 2021 puede ser el inicio de un periodo en el que despertarás a una nueva realidad. Una en la que irás madurando más si cabe, en la que valorarás muchísimo tus relaciones pero en la que también querrás más libertad porque te apetece descubrir cuáles son tus límites. Si te preguntas hacia dónde quieres ir este año, las respuestas las tendrás en tus ganas de ir hacia adelante. Aunque sabes que tendrás que equilibrar estas ganas con tu personalidad, poco dada a los cambios y muy amante de las cosas que son estables y permanecen en el tiempo.

La primera semana del mes puede que en algunos momentos notes como que se te enciende una bombilla, como que te das cuenta de algo, te despiertas… y pensará en acabar con alguna relación o con algún trabajo que te agobia o en hacer reformas en casa. Enero siempre es un buen mes para empezar a dar los nuevos pasos hacia algo o alguien mejor. No tengas miedo, que no se te olvide que los cambios, grandes o pequeños, siempre traen algo bueno, aunque te resistas tanto a meterlos en tu vida. Si te notas inquieto es porque algo por dentro te avisa de que los necesitas. Da la gracias por tener este reloj interno que te alerta. Así puedes estar preparado e ir pensando en cambios, aunque sea poco a poco.

Ojo con los posibles inconvenientes que puedas tener a lo largo de todo el mes, a veces puede que incluso te superen porque sentirás como que no puedes controlarlos. Quitando las discusiones con personas que quieres, que eso te duele bastante, los demás serán como retos que una vez superados y dando sus buenos resultados, te van a hacer que te crezcas por haber sido tan fuerte y valiente.

En el amor, si te llegan historias sensuales y poco duraderas no vas a decir que no, pero a ti te gusta ir en serio, no perder el tiempo en relaciones que no te van a aportar lo que de verdad necesitas. Abre los ojos y estate atento para los amores con pinta de futuro, porque pueden estar cerca y lo ideal sería que no te pillasen ocupado o distraído con un rollete pasajero. Si tienes pareja estable, vuestra relación este mes puede que esté a prueba de malos rollos o infidelidades, los astros auguran estabilidad y mucha complicidad.

Con la Luna Nueva en Capricornio del día 13 tendrás que pasar mucho de las opiniones ajenas. Ten las cosas claras TÚ para todo lo que tengas pensando hacer u organizar, porque los demás se van a querer meter mucho en tu vida. Y si se trata de planes para una relación o algún trabajo, o nuevos estudios, prepárate para escuchar que ESO no tiene futuro. Libérate de tanta opinión ajena, y que cada uno viva su vida en vez de meterse en la de los demás. La opinión de los tuyos te importa, claro que sí, pero también crees que si algo sale mal, quien lo va a tener que sufrir serás tú. Así que debes decidir TÚ. Bueno, si a tu pareja le puede afectar también, háblalo todo con ella y consensua. Pero es tiempo de ser tú, no de pensar por dos. No lo olvides.

Con la Luna Llena en Leo el 28 de enero puede que tengas que echar una mano en temas familiares, ayudando a organizar algo, o para cerrar acuerdos, o liderando alguna compra de importancia, de una casa por ejemplo. Vas a estar a muerte con lo que los tuyos necesiten, es tu esencia, salvo que abusen mucho, o que te echen en cara si algo sale mal. Y claro, ahí sí que te puedes enfadar mucho. Si puedes, no hables demasiado. El 30, con Mercurio retrógrado en Acuario, todo lo que se diga se puede malinterpretar y si es con la familia, las discusiones y tensiones duelen especialmente. Y si son duras y marcan una distancia y alejamiento físico tú lo llevas especialmente mal.

Durante todo el mes, tu energía para emprender será tan grande que te parecerá increíble. En algunos momentos incluso notarás como que hay magia a tu alrededor y que todo te sale demasiado bien. Disfruta el momento, tú sabes que el resultado es el fruto de tu esfuerzo, aunque luego hayas tenido algo de suerte también. Seguirás dando el 200% porque por más bien que te vaya, nunca te relajas ni das nada por hecho. Confías más en lo que uno consigue arrimando el hombro. La suerte se agradece pero a ti no te gusta distraerte con ella de tus obligaciones, ni volverte perezoso cuando las cosas te van bien. Aunque claro que te gusta sentir cierta protección de los astros, también porque crees que te la mereces bastante.

2020-12-31T02:37:51+02:00