Comienza un nuevo mes Tauro y la verdad es que te apetece cambiar de ciclo. Este mes tienes que tener cuidado con los pasos que das en falso. Has aprendido lecciones así que, por favor, no cometas de nuevo los mismos errores. Se avecinan cambios espectaculares dentro de muy poco, cambios de esos que dan un giro de 180 grados importante y la verdad es que lo intuyes, lo presientes… Después de la tormenta siempre llegan nuevas oportunidades a tu vida. Este mes la Luna Llena en Capri el día 5 de julio te dará mucha energía para comprender donde has estado malgastando tu tiempo y tu dinero y lo que debes hacer a partir de ahora.

Tendrás un proyecto en mente y la verdad es que las ganas de llevarlo a cabo irán aumentando considerablemente la primera semana de mes. Como si tuvieras energía extra. Pero cuidado que Mercurio aún está retrógrado y puede llevarte a tomar alguna decisión precipitada y que no sea la idónea. Sea lo que sea lo que tengas en mente, si es posible, posponlo hasta el día 13 de julio.

Durante todo el mes tenemos a Júpiter, Saturno, Neptuno y Plutón retro así que, notarás algunos altibajos en tus emociones importantes en lo relacionado con todo lo que nos está pasando con el tema social, con las injusticias, las luchas entre políticos, el Coronavirus… Estarás un poco más sensibilizado con todo ese tema y probablemente te posiciones de forma extrema con algunas ideas. Puedes hacer lo que quieras pero siempre trata de que no te afecte a la salud Tauro.

El 23 de julio el Sol entra en Leo y a todos nos dará energía extra, alegría y un poco más de amor hacia nosotros mismos. Aprende a cuidarte y recuerda que todo lo que hagas ahora pasará factura en algún momento Tauro. Cuida tu mente para lo que está por llegar. El amor propio tiene que ser lo primordial en tu vida y de hecho, este mes es muy probable que lo sea. El amor hacia el resto está, pero lo que tienes claro es que no estás para perder el tiempo con nada que no te haga bien y es más, este mes, aunque tengas momentos de amor odio, la balanza se inclinará muchas veces hacia la indiferencia. Aunque te cueste, si sabes que no te hace bien no vas a arrastrarse.