Este mes, Tauro, tienes que pasar página COMO SEA. No te centres en una sola cosa o en una sola persona, porque te estás perdiendo un montón de nuevas oportunidades. Va a ser un gran mes, pero antes tienes que tomar una decisión y empezar a aplicarte todos los consejos que te está dando la gente que te quiere. Buscas en tus amigos y en tu familia que te digan lo que quieres escuchar, pero no lo están haciendo y en el fondo te duele. Te duele porque es la verdad y porque sabes que es lo que deberías estar haciendo. Nunca es tarde, Tauro, pero por favor, es hora de actuar.

Tendrás que buscar muchas alternativas. Con Mercurio retrógrado hasta el día 22 las cosas estarán complicadas y no puedes empeñarte en hacer todo a tu manera. Vas a tener que ser flexible a la fuerza, Tauro, pero no pasa nada. Esto te vendrá bien para dejar de ser tan terco por una vez y para darte cuenta de que los demás también pueden llevar razón. No te obsesiones con una sola idea, porque Mercurio retrógrado puede desafiarte y darte a entender que hay más opciones posibles. Lo mejor este mes es que tengas un plan B preparado para todo.

A principios de mes, Venus entrará en Cáncer y eso te dará la oportunidad de mostrarte más vulnerable con tu pareja. Hay veces que se te olvida ser detallista, que dejas todo en un segundo plano. Pero este mes, volverás a recordar la importancia de los pequeños detalles. No cuesta nada sorprender a tu pareja o incluso también a tu familia.

Mayo ha sido un mes un poco caótico para ti, Tauro, por eso, te enfrentas a junio con otras vibes y con otras expectativas. Y no vas mal encaminado… El día 10 hay Luna Llena en Géminis que coincide con un eclipse solar anular. Esto viene a impulsar al máximo tu cuenta bancaria. En tu trabajo, la gente empezará a apreciarte, a valorarte y esto puede abrir una puerta muy importante. Durante estos días, estate receptivo porque podrías recibir una nueva oportunidad de trabajo, un aumento o algo por el estilo. Al final tu jefe no te va a caer tan mal.

Con Marte en Leo a partir del 11, sentirás que es hora de hacer cambios en tu hogar. Mudarse, renovar armario, ayudar a tu gente… Va a ponerse en marcha algo que será como un proyecto personal para ti. Esta vez no tiene que ver con algo de trabajo, esta vez es algo por lo que vas a pelear porque tú quieres. Puede que estés un poquito más agresivo por culpa de Marte en Leo. Sentirás que tienes que defender tus emociones y tus opiniones, pero es mejor que desfogues esa energía no discutiendo…

En el amor, Tauro, este mes tienes que olvidarte de esa persona que te ha estado trayendo por la calle de la amargura todo este tiempo. Se acabó y punto. Ya basta de segundas, terceras o cuartas oportunidades. Ahora tienes que centrarte en ti, en tu gente. Nunca cierres las puertas del amor, pero tampoco uses la táctica de un clavo que saca a otro. Si estás en una relación, este mes sentirás la necesidad de empezar a pensar en familia, de ampliar la familia, de avanzar un poco más. La pasión está en el ambiente, pero no será la protagonista. Eso es lo bueno.

La Luna Llena del día 24 sucede en tu compañero de tierra Capricornio. Despertará tus ganas de expandir tus horizontes, de conocer cosas nuevas, de ser mucho más ambicioso. También tiene que ver con los planes de futuro… Por esta fecha, podrías estar volviendo de unas vacaciones o a punto de hacer unas y necesitarás reorganizar tu vida para que todo tenga sentido y para no volver a perderte en ella. Ahora lo único que importa eres tú, tus planes de futuro y dejar limpio tu corazón. Nadie más. ¿Te entra en la cabeza? No mereces que nadie te haga más daño. Feliz mes.