Comienza diciembre, Virgo, y verás que serán unas semanas donde las relaciones con pareja, familia o amigos van a ser muchas y muy satisfactorias. Tienes ganas de disfrutar y de disfrutar acompañado, mira por dónde. Puede que Venus en Escorpio tenga algo que ver. O también el Sol en Sagitario hasta el 21. Sea como sea, te has dado cuenta de que tu gente te aporta mucho, y que cuando te distancias de ellos te sientes peor. Te ha costado aprender eso, pero te gusta el resultado que ves en ti.

Cuando te aíslas mucho agobiado por tus obligaciones y responsabilidades, te quitas tiempo para relajarte y olvidarte de todo. Y dices que NO a muchos planes que te vendrían muy bien. Tienes un mes por delante para decir a muchos planes que SÍ. Te lo debes.

Aprovecha también cualquier oportunidad para solucionar los inconvenientes de algunas relaciones. Con tu pareja, por ejemplo, si te va bien, ábrete más, dile lo que sientes. Sobre todo si es alguien que no te está obligando a que te declares bajo amenazas o presiones (que cuando te ha pasado ha sido horroroso y solo querías salir corriendo). O si has caído en idealizar a alguien, y te has dejado llevar por los momentos románticos, no te martirices por haber metido ese “desorden” en tu vida. Y te vayas al otro extremo, a ponerte práctico y a controlar todas y cada una de tus emociones. No. Vive y siente, y cuando vayas viendo que pierdes un poco el norte, ve poniendo límites, ve ajustando. Ya está.

Igualmente, cuando alguien te halaga, te pasas siendo humilde. Disfruta esos halagos (que sabes que en el fondo te gustan y además te los mereces). Y quiérete más, que muchas veces parece que te quieres menos de lo que deberías. Eres un buen amigo, y eres honesto y fiel en pareja. Levanta la cabeza y siéntete orgulloso, porque tú lo vales.

Este mes te vas a sentir seguro e ilusionado. Quizás es por haber aprendido a lo largo del año que tu vida tienes que dirigirla tú. Cuando te dejas influenciar por los demás, siempre acabas lamentándolo. Te gusta escuchar a quienes quieren ayudarte, pero nadie sabe mejor de tus cosas que tú. Escucha, vale, pero la decisión final siempre tiene que ser tuya. Porque luego, si no te salen bien las cosas, no paras de darle vueltas a la cabeza, y como te pongas pesimista, ya es que todas tus cosas se contaminan de esa negrura inmovilizante.

Hacia mitad de mes, con el Eclipse Solar en Sagitario, ten cuidado con los enfados y las tensiones. Cuando discutas con alguien no veas como algo personal lo que te diga, piensa que lo que te está diciendo es para mejorar, para construir, no para terminar para siempre o romper algún proyecto. También puede que veas con claridad la solución a algo que te preocupaba, o que descubras la verdadera forma de ser de una persona de tu vida. Agradecerás esta clarividencia porque te ayudará, por ejemplo a lanzarte con más facilidad a una relación, o a coger algún trabajo extra (cambiar de trabajo te cuesta más) o a hacer planes los fines de semana aunque estés muy cansado/a.

Cuando el Sol entre en Capricornio el 21, vas a recibir nuevos empujones para terminar con todo el trabajo pendiente que tengas entre manos. Y si surgen problemas, no serás tú el que se siente a esperar a que se solucionen solos. Tendrás ganas de remangarte y meterte hasta el fondo para resolver todo aquello que te preocupa. No quieres quejarte en vez de actuar. Piensa además que algo de karma hay en cómo llevas tus temas laborales, porque tus decisiones parecen correctas vistos los resultados. Y si todo te va bien, es porque trabajas mucho, y si no te falta trabajo es porque eres de los que se lo curran, no esperas nunca a que nadie te regale nada. Van a llegarte nuevas responsabilidades pero como confías en tu enorme capacidad de trabajo, y en lo bien que te organizas para sacarlo todo adelante, no te preocupa. Y que paso a paso, con constancia y paciencia, se llega a donde se quiere.

Cuando te toque echar la vista atrás, ahora que estamos en el mes que cierra el año, al repasar tu vida, tendrás la certeza de que has recorrido un largo camino, duro, pero te sentirás satisfecho contigo. Si analizas salud, amor y dinero, lo típico que se hace, sentirás que has ido a mejor. Bien porque hayas encontrado el amor, o porque te hayas recuperado de alguna ruptura dolorosa, o porque te has organizado bien con el dinero (y más en un año tan difícil). Y encima has sabido contestar como se lo merecen a todos aquellos que han dicho que a ti conseguir las cosas no te cuesta, con tu capacidad mental e inteligencia. Porque se equivocan. Te cuesta y mucho. Por eso te sientes orgulloso, y más que te vas a sentir porque esperas comerte el mundo en 2021.

2020-12-01T13:18:01+02:00