Ya empieza diciembre y la verdad es que si te pones a hacer balance, menudo año de altibajos has tenido. Proyectos, relaciones, cambios personales… Cosas que parecían una cosa y al final, terminaron volviéndose otra. Y mira, agradecido estás por todo ello, porque ahora es cuando te das cuenta de que así debía ser, así debió ocurrir y así pasó. Aunque en ese preciso momento quisieras morirte. 

Hay una persona muy cercana a ti que sigue echando pestes. Quizás no termina de superar ciertas cosas relacionadas contigo. Ni te metas Virgo, tú ahora mismo estás enfocado en otra cosa, en mejorar tu vida, en avanzar, en caminar hacia delante. Terminará sufriendo su merecido Virgo, aunque ni siquiera tú quieras ese final. No está en tu mano, es simplemente el Karma y sólo así aprenderá ciertas lecciones. Tú, procura no quedar esperándote ahí para ver qué es lo que sucede. Ahora estás a otro nivel, en otras cosas Virgo, y no puedes permitir que las habladurías puedan contigo. Ya has tenido muchas caídas personales como para ahora tenerlas por las que opine alguien que ya SALIÓ DE TU VIDA. 

Muy atento a este dato Virgo, porque con el eclipse solar del 4 de diciembre pueden llegar a tu vida cambios totalmente impredecibles. Cambios, sobre todo, en tu entorno más cercano y que influyen en tu día a día. Serán cambios que en principio te descuadren todos los planes (en realidad ya te estás acostumbrando a esto) y al final resulten muy positivos en el largo plazo. Este eclipse puede traer una mudanza, un cambio de trabajo, el fin de un malentendido con tu pareja, la entrada en tu vida de un amigo nuevo, de alguien especial… Te pillará de imprevisto pero al final terminará gustándote. Y lo mejor es que posiblemente cierre un ciclo importante, un conflicto personal, algo que sabías que te quedaba por solucionar. 

Recuerda que tendrás que tener muy interiorizado que ninguna mierda del resto puede salpicarte y cambiar tu rumbo ahora. Es súper importante que, incluso en los momentos en los que puedas sentirte un poco más flojo, no te dejes llevar por nadie.  A partir del día 13 de diciembre puede que te entren muchas ganas de entrar al trapo y de pelear por tu lugar, por tu sitio, y porque nadie se entrometa en lo que ahora has conseguido. Y créeme que saldrá tu genio. Una cosa es ser bueno y tener aguante, otra muy diferente es dejar que te jodan la vida por celos o envidia. Tendrás que ser fuerte para pasar de todos los que quieran molestar, sobre todo porque puedes desconcentrarte de tus metas reales. Te espera un futuro brillante, no dejes que ningún obstáculo te limite por favor. Ahora no. 

El día 21, cuando el Sol entre en el signo de Capricornio, el equilibrio llegará a tu vida, y de alguna manera, también serás más frío para tomar decisiones fuertes. Y aunque duelan, si sabes que es lo mejor para ti, lo harás. Quieres comenzar bien el año, y lo vas a hacer, caiga quien caiga. Llegan cambios económicos. No dejes pasar ninguna oportunidad. Feliz diciembre.