Comienza un nuevo mes, Virgo, y comienza también el 2021, un nuevo año al que llegas con la sensación de haber aprendido mucho por todo lo que te ha sucedido meses atrás. Por eso no reniegas de nada, y asumes lo bueno y lo malo porque todo te construye. Ahora tienes un mes por delante para unir experiencia e inteligencia, mezcla perfecta que en tu caso te ha ayudado para acertar con algunas decisiones, o también para asumir cómo son algunas de las personas que te rodean. Te ves con iniciativa para tirar hacia adelante, y muchas reflexiones recientes y positivas te han llevado a estar contento con este nuevo YO.

Desde los primeros días de enero, y una vez pasadas las Navidades, ya estarás organizando tu vida para vivir, trabajar y buscar solución para tus muchas preocupaciones. Te notarás con el empuje y la confianza necesarios para darle algún giro a tu vida, y para no arrugarte ante ningún inconveniente por más atrevido que puede parecer un proyecto que tienes en mente. Revisarás muchas facetas de tu vocación laboral y por ahí       quizás vayan tus ansias de hacer algo diferente: nuevos trabajos, matricularte en nuevos estudios para poder trabajar en cosas diferentes o incluso lanzarte a montar alguna empresa, a pesar de los tiempos que vivimos. Por dentro notarás que hay vínculos que tienes que romper, con jefes, parejas o incluso con manías o actitudes tuyas que no te benefician y quieres erradicar.

Virgo, sin llegar a ser un signo que vaya pidiendo a gritos libertad e independencia, sí que eres alguien a quien no le importa estar solo. Por eso, puede que a lo largo del mes, y si hay personas cercanas que sientes que te anulan o coartan, pienses en mandarlas bien lejos. No será por un arrebato, tú siempre meditas las cosas; pero sí puede que de forma impulsiva, lo sueltes en cualquier momento (que puede no ser el mejor). Quizás incluso tengas que ver cómo alguien te echa en cara que “no te pega nada ponerte así”. Le puedes decir que se vaya acostumbrando a más de un golpe tuyo en la mesa para decir “hasta aquí hemos llegado con esto”.

La primera mitad del mes y hasta que llegue la Luna Nueva en Capricornio el día 13, tus relaciones amorosas o posibles historias te van a dar muchas alegrías. Si tienes pareja, te notarás amoroso pero también muy sensual, muy pasional por momentos, y todo ese buen estado de ánimo contagiará al resto de tu vida o a tus relaciones con la familia. Muchos te notarán especialmente tranquilo y abierto a planes y a todo tipo de sugerencias. E incluso te preguntarán qué te ha pasado. Ni siquiera los pequeños problemas de cada día parece que puedan enturbiar ese buen rollo que tienes.

Si lo que estás es a la conquista, vas a tener dónde elegir, no te preocupes. Te apetecerá jugar o ser conquistado. Incluso no te importará tener pequeñas historias, plenas de deseo y alguna locura. Pero si te dan a elegir, preferirás que te salga un relación que tenga futuro, o al menos que dure bastante (sobre todo si es que es de esas que te hacen disfrutar como a ti te gusta). Que dure, que dure. Y si llegaras a enamorarte, lo vas a recibir con ganas porque sientes que tienes dentro mucho que dar.

Cuando el Sol entre en Acuario el día 19, pueden llegar cambios en el trabajo o con amigos. Algunos de ellos pueden que te resulten más duros de lo que esperabas pero te verás con ganas de solucionarlos. A darle vueltas a la cabeza buscando una solución no hay quien te gane. En general, el trabajo te va a ocupar y preocupar todo el mes, normal en ti que eres alguien responsable y que sabe que la vida es para divertirse siempre que el trabajo lo permita. Cumplir con las obligaciones y ganar dinero para vivir son fundamentales para tu filosofía de vida. Usa la comunicación para cuando haya que arreglar problemas y usa tu ingenio para cuando quieras sorprender a alguien.

A final de mes, con la Luna Llena en Leo, será el momento para buscar más acuerdos con los tuyos, y para notar su apoyo en todo lo que estás organizando para tu vida. Normalmente eres tú uno de los mejores apoyos en tu familia o con tu pareja, pues ahora déjate mimar un poco. Necesitarás saber que lo estás haciendo bien, aunque eso solo servirá de estímulo. Tú cuando haces algo es meditado, y te sobras y te bastas solo para empezarlo y terminarlo.

Como reflexión, llegarás a la conclusión de que te gusta aprender del pasado, y del año pasado has aprendido que tu fuerza de voluntad es una de tus mayores virtudes. Y con ella y otras cuantas virtudes más piensas comerte el nuevo año a cucharadas. Rico, rico.

2020-12-31T02:48:09+02:00