Ojalá que el insomnio fuera sólo por cuestiones de amores. Hay veces en las que terminamos luchando con la almohada para poder encontrar la calma, pero por más que nos esforzamos no se puede. Es esa angustia que llega sin previo aviso, no te deja dormir y cada signo del zodiaco lo enfrenta a su manera. Sin embargo, el sentimiento es el mismo, ese vacío en el pecho y los pensamientos imparables diciendo que nada va a estar bien. De pronto, amanece y empiezas el día cansado, de malas y con irritabilidad por delante. Déjame decirte que no eres el único pasando por algo similar, son muchos los que comparten tu desesperación. Veamos.

1.- Aries

Lo que a ti te altera es no tener las cosas bajo control, en el momento que algo no te cuadra la angustia se hace presente. Realmente la pasas muy mal porque quieres encontrar la solución a ese imprevisto. Tu cabeza no entiende lo que significa descansar y por más que intentas desconectarte de todo, siempre vuelve a ti la incertidumbre. No puedes dormir si alguien no te dice que todo va a estar bien, quieres que te demuestren con pruebas que el problema tiene solución. Te preocupas demasiado hasta que el estrés se vuelve tu mejor aliado y no puedes encontrar la esperanza en ningún punto. Tienes miedo al futuro y eso impide que cierres los ojos. Se te complica dejar todo en manos del destino, quieres ser tú quien mete la mano.

2.- Tauro

De plano, a ti no te gusta nada que tenga que ver con el caos. Cuando sientes que tu equilibrio se ve nublado, la desesperación se apodera de ti. Necesitas dar pasos firmes, seguir un plan y las reglas, de lo contrario comienzas a sentirte muy nervioso por todo y por nada. El insomnio aparece de la nada y te dice que no vas a poder solucionar tu situación financiera. Sólo aquél que sabe lo que no es tener un sólo billete en el bolsillo, entiende lo doloroso que se vuelve. No es lo material, es contar con lo indispensable para una buena calidad de vida.

Quieres que todo esté bien, tener la seguridad de que un plato en la mesa no te hará falta y que tus necesidades están cubiertas. A veces, la angustia te atrapa por las noches, porque quieres tener algo mejor, buscar un sustento que te pueda dar la vida que te mereces, pero al mismo tiempo no quieres tirar todo por la borda y empezar de cero. Es tu lado responsable el que se enfrenta con tu lado soñador.

3.- Géminis

Tú eres el tipo de persona que comienza a sentirse muy incómodo cuando las ataduras se hacen presentes en tu vida, no quieres estar con alguien que te presiona, que busca una manera de cambiarte todo el tiempo. Lo único que quieres es romper con la rutina y encontrarle otro sentido a los días, pero no es justo cuando te critican por lo mismo. Te es muy complicado aceptar que estás enamorado o eres amigo de alguien que no te acepta del todo. Ahí es cuando la angustia te hace preguntarte una y otra vez quién eres y qué es lo que esperas de la vida. El sueño desaparece porque no logras entender qué hay de malo en ti.

Al final, lo único que quieres es que esas personas estén bien y es muy doloroso darte cuenta de que los demás harían lo mismo por ti. Eres así, voluble, sin embargo, prefieres eso que condenarte a estar en un sitio en el que no eres feliz.

4.- Cáncer

La verdad es que se te complica aceptar que el otro no está listo para dar la cantidad de amor que te mereces. Es difícil porque siempre estás para los demás, te preocupas y haces lo que esté en tus manos para proteger a quien amas. Es tu lado humanitario el que siempre está ideando la forma de darle la mano a quien más lo necesita. Sin embargo, no eres tan seguro de ti mismo, en especial cuando analizas la manera en que te tratan. Por las noches te invade la angustia preguntándote si realmente vale la pena todo tu esfuerzo y sacrificio.

Hay gente que sólo se acerca a ti cuando te necesita y duele abrir los ojos, pero una parte de ti no está lista para soltar. Tu mente es la más imaginativa, te lleva a los escenarios más fatales y cuando menos piensas ya estás en un laberinto sin salida. Es tu ansiedad la que te domina.

5.- Leo

La gente puede decir lo que se le antoje, sin embargo, sólo aquellos que verdaderamente te conocen saben que eres un alma dulce, con un corazón inmenso y que tu lado compasivo no hace distinciones, si alguien te necesita ahí estás. El problema es cuando das demasiado, cuando te dejas al último en tu lista de prioridades y nadie lo percibe. Y es que se acostumbraron a ver a un Leo que siempre puede con todo, el que tiene las cosas bajo control, pero al mismo tiempo te tragas muchas situaciones que no dices.

Por las noches la angustia te visita porque estás cansado de tener el rol de la perfección, porque también te equivocas y también hay momentos en los que lo único que necesitas es un abrazo. No quieres decepcionar a nadie y eso se ha vuelto demasiada presión. Date cuenta, te estás hundiendo por salvar a los demás.

6.- Virgo

Sin duda, el trabajo es tu mejor aliado, no vas por la vida buscando casualidades, todo lo que tienes es sinónimo de esfuerzo, de sacrificios y lágrimas. A ti nadie te ha regalado nada, tus sueños son los que te motivan a no bajar la guardia y sabes que alcanzar el éxito está cada vez más cerca. Sin embargo, te puedes perder en pensamientos angustiantes a mitad de la noche. Hay veces que no dices nada, escondes tus emociones y nadie se entera de que las preocupaciones y las responsabilidades te están ahogando. El punto no es si puedes con todo, claro que puedes, pero no al mismo tiempo. Te exiges demasiado y no te tienes ni un poco de consideración.

Necesitas darte un respiro, no siempre las cosas te van a salir perfectas, los errores son válidos, te enseñan a mejorar y no volver a tropezar con la misma piedra. Está bien pedir ayuda, no lo dudes.

7.- Libra

Libra, es sinónimo de tranquilidad, es la persona que de día muestra que todo está bien, porque de alguna manera se ha vuelto el pilar de muchos y no quiere fallarles. Es muy difícil silenciar lo que le sucede, pues no confía del todo y le aterra que alguien le rompa el corazón. Son muchas las veces en las que se esfuerzan en dar lo mejor, aunque por dentro están hechos pedazos. No obstante, por las noches ya no hay a dónde escapar, es Libra enfrentándose a la almohada y ahí es cuando no logra conciliar el sueño. Lo malo es que tiene una mezcla de preocupaciones, vuelve al pasado, presente y futuro en un abrir y cerrar de ojos.

Cuando Libra se lo propone puede llegar a ser muy cruel consigo mismo, se pregunta qué hizo mal y lo lamenta. No es que sea débil, es que se satura, sólo necesita platicar con alguien que no lo juzgue para desahogarse y seguir avanzando.

8.- Escorpio

Puede que a simple vista seas el signo más poderoso, el que nunca pide ayuda, el que se lanza a lo que sea con tal de cumplir sus metas. Sí, eres fuerte, pero también emocional y es muy duro cuando no te sientes lo suficientemente libre para hablar con el otro, porque te rompes, te hundes en el dolor y nadie se entera.

Hay veces en las que lo único que quisieras es un abrazo, no quieres que te resuelvan la vida, pero estaría bien sentir el calor de la gente que amas. Eres de los que se preocupan por todo, sin escuchar lo que realmente quiere tu corazón, lo que te hace bien. Buscas no pensar en nada, pero justo ahí es cuando te sientes agobiado y todos tus problemas te visitan por las noches. Quisieras dejar de fingir sonrisas y decir que ya no puedes más.

9.- Sagitario

Es duro siempre buscar una manera de sonreír, cuando no quieres. Vamos, no es que Sagitario sea un amargado escondido en el positivismo, sin embargo, hay momentos en los que lo único que quiere es tirar las cosas por la borda y liberarse de todo. Es muy emocional y hay cosas que le afectan, pero no lo dice porque no quiere que lo juzguen como alguien débil. Sin embargo, cuando llega la noche la preocupación aumenta, se llena de pánico y no encuentra una forma directa de decir las cosas. Su cabeza es sinónimo de batallas, nada en su personalidad lo complace y se vuelve el crítico más cruel.

Realmente Sagitario se exige tanto que termina sintiéndose atrapado y al mismo tiempo vacío. Hay una parte de él que siente que hace cosas sólo para cumplir expectativas y eso lo detesta.

10.- Capricornio

Si hay algo en lo que eres experto es en preocuparte. La verdad es que no te sientes nada cómodo cuando las cosas no están en tu control, sientes que no seguir un plan es muy absurdo y por lo mismo odias los imprevistos. Cuando una pieza se mueve de lugar, para ti es sinónimo de estrés y de que no vas a poder dormir toda la noche. No te gusta fallar, vivir con la sensación de que hiciste lo incorrecto te hace darle mil vueltas a tus cualidades, quieres cambiar todo, empezar de nuevo y te da igual lo que opinen los demás.

Hay una parte de ti que no está dispuesta a hacer las cosas al aventón, crees que los otros te señalan, pero en realidad eres tú mismo, son las expectativas tan grandes que te has puesto y te están consumiendo. No seas tan duro, darte un descanso no significa que vayas a caer en la mediocridad.

11.- Acuario

Tú eres independiente, no te gusta involucrar emociones de manera profunda, al menos no con cualquiera y eso te lleva a preguntarte si realmente estás haciendo lo correcto. Una parte de ti añora que le den su lugar, pero al mismo tiempo huyes de eso. Son tus miedos los que te dominan, los que te dicen que es mejor cerrarte a terminar con el alma hecha pedazos. Por las noches la angustia te hace pensar si realmente alguien llegará a valorarte por tu esencia.

Es duro que no te comprendan, que te llamen loco y te preocupa que la gente que sí valoras esté incluida en esa lista. Tus inseguridades te dicen que tal vez no existe la persona que llegue a amarte por lo que eres. Confía Acuario, porque así de soñador alguien se enamorará de tu corazón.

12.- Piscis

Eres un signo tan dulce, sensible y empático, que de las cosas que más te asustan es lidiar con la soledad. No es que huyas de tu compañía, te gusta estar contigo, es una manera de indagar en tus pensamientos y reflexionar sobre tus acciones. Sin embargo, lo que más te preocupa es que nadie sea capaz de ponerse en tus zapatos, que te juzguen, minimicen tus emociones e incluso te humillen. No hay duda, eres soñador, valiente y nada conformista, no todos están preparados para lidiar con un alma tan buena. Lo que te angustia por las noches es no poder ser amado por lo que eres.

Te aterra el hecho de que exista la posibilidad de que algún día tengas que fingir para que te den tu lugar. No quieres fallarle a los que amas y eso te puede poner entre la espada y la pared. Recuerda que quien realmente te quiere no te va a soltar sin importar en lo que creas o lo que hagas.