Ahora que toca hablar de Leo, seguro que esta lista la hubiera querido escribir él mismo. Sabemos que le pone mucho el reconocimiento público y que le hubiera gustado enumerar lo que le gustaría que se supiera sobre él. Pero no importa. Seguro que nos da su aprobación. Porque, ante todo, a Leo le gusta la verdad. Y aquí van un montón de verdades sobre el rey. Ese rey que coronamos una y otra vez porque lo vale y porque lo merece.

Éstas son las 50 cosas de Leo que deberías saber:

  1. Leo necesita brillar siempre. Y tener al lado a alguien que también brille. Eso sí, mejor que el brillo de Leo sea siempre el más fuerte.
  2. La cabezonería de Leo podría competir con la de Tauro. La de Tauro es con el Universo entero. Leo lo que quiere es dominar a todo el personal. Y en cierto modo lo hace, a veces es inconscientemente.
  3. Leo puede ser tan encantador y atrayente los días buenos como vanidoso y repelente los días malos. ¡Pero no tiene muchos días malos!
  4. A Leo le gusta el sexo por la mañana, pero también por la tarde, por la noche y de madrugada. Le gusta el sexo y punto.
  5. Leo lo da todo pero a cambio necesita que se le reconozca su generosidad y que se le premie por ello. ¿Cómo? Adorándole, abrazándole y diciéndole lo buena gente que es. Un simple gracias también le vale pero es que a veces ni eso…
  6. El dinero que Leo se gasta con más ilusión es para hacerle regalos a las personas que quiere. Y a quien ame, a esa persona directamente la puede sepultar en ellos. ¡Una delicia!
  7. Cuando se trata de llamar la atención, Leo lo hace y además muy bien. Y que nadie le haga sombra, por favor, de hecho, aunque lo intenten no podrán…
  8. No es tan fiero el león como lo pintan. Ese es Leo. Cuatro rugidos si las cosas no están a su gusto. Pero con unos mimos y mucha ternura es puro amor.
  9. La independencia de Leo le da algunos problemas. Él puede serlo. Los suyos, menos. ¡Cuando necesita a los suyos quiere que estén siempre cerca!
  10. Lo peor de Leo cuando lleva razón son sus formas para expresárselo a los demás. Si se siente boicoteado puede arder Troya.
  11. Al orgulloso y vanidoso Leo no le no le gustan las críticas si son poco constructivas. Mejor dicho, no le gustan NINGÚN tipo de críticas.
  12. A sus amigos, Leo les da todo, ¡todo!
  13. A Leo le pierde el reconocimiento público. Es un punto débil. Si sus enemigos lo saben, pueden atacarle por ahí e intentar dejar su autoestima por los suelos. Intentarlo.
  14. Leo es el rey y en su casa aún más. Si se le reconoce este título, se preocupará cada día de que a los suyos no les falte nada de nada. Tan difícil es reconocerlo?!
  15. Cuando repartieron la nobleza entre todos los signos de Zodiaco, Leo debió haberse portado muy bien ese día. Y se la llevó casi toda para él.
  16. Mantra que debe repetirse Leo: no debo exigir tantos halagos y sí preocuparme de que sean sinceros.
  17. Leo compite hasta con su propia sombra. Y si no gana, ¡que se prepare esa sombra! Tendrá que buscarse a otra persona a la que pegarse.
  18. La generosidad de Leo puede derivar en despilfarro en su vertiente más negativa.
  19. Leo no sabe pedir lo que necesita. Da por hecho que los demás tendrían que saberlo. En realidad, no sabe pedirlo o lo esconde. Da igual. QUE ALGUIEN SE LO DE, por favor…
  20. Leo es impaciente pero puede serlo menos si sabe que el objetivo merece la pena y que esperar le asegurará conseguirlo.
  21. Leo no es infiel por naturaleza. Le gusta la vida estable en pareja y no quiere cambios. Salvo que “la vida estable” se vuelva inestable.
  22. Los detalles románticos son alimento para el alma de Leo. Aviso para sus parejas: que nunca os falte la inspiración ni las ganas para ofrecérselos.
  23. Leo puede ser de los signos más dominantes del Zodiaco. Y si parece que se deja dominar alguna vez, OJO. Sólo lo parece.
  24. Las personas tacañas no le gustan a Leo. Aunque si se ha enamorado, tratará de enseñarles a ser más generosas.
  25. ¿Qué puede borrar la sonrisa de la cara de Leo?: que no se valore algo que ha hecho con toda la ilusión del mundo.
  26. El orgullo de Leo es tan grande que se convierte en el mayor problema con sus parejas. Pero es que, cuando lleva razón, la lleva, y punto.
  27. A veces Leo puede enfermar físicamente si ha tenido que tragarse lo que no que quería. Vamos, si no ha podido ser sincero como a él le gusta.
  28. Leo siempre acaba llamando la atención, a veces, incluso cuando no quiere. Sí, a veces no quiere. Pocas, pero sucede.
  29. Las parejas de Leo comentan lo agotador que resultar estar siempre pendiente de él. Pero bien que se callan cuando reciben mimo tras mimo.
  30. Qué no soporta Leo: las críticas indiscriminadas, que se tire su trabajo por tierra o que se le ridiculice.
  31. Leo nunca se rinde, y si parece que lo hace, en realidad está tomando aire y cargándose de energía para seguir.
  32. Cuando Leo quiere a alguien es de las personas que siempre lo consiguen. No se sabe cómo ni cuando ni por qué. 
  33. ¿Quién dijo que el orgullo es un defecto? Si se quiere ganar, todas las armas son necesarias para Leo.
  34. Leo es un líder nato. Todos le siguen, pocos se lo discuten y siempre se da por hecho que sabe bien lo que quiere y a dónde va.
  35. Si Leo llega a ser infiel, antes de que se le note preferirá contarlo. Está en su naturaleza la sinceridad y la valentía para afrontar el castigo.
  36. Al rey de la selva no le gusta que le manden. Leo no reconoce otra autoridad que no sea la suya, salvo por obligación.
  37. ¿Qué le dice a Leo un buen amigo?: te estás excediendo en protagonismo. Y te van a dar un Oscar al melodramatismo.
  38. A Leo no le gusta perder ni entrenando. Por si acaso, hay que jugar con él sólo cuando no se tema perder algo grande.
  39. La capacidad de lucha de los nacidos bajo el signo de Leo es tan grande como todo lo que consigue gracias a ella. Leo nunca consigue premios mediocres.
  40. Cuando Leo se pone seductor, es mejor que se aleje quien no quiera caer en sus garras. Sea quien sea.
  41. Cuando Leo cambia de pareja o amigos es por algo muy sencillo: se merece estar con quien que le de todo lo que necesita.
  42. Consejo para los amantes de Leo: nunca le humilles, ni le vaciles ni seas indiferente a lo que te dice o hace por ti.
  43. A Leo se le puede dejar todo en sus manos. Él se encarga. Lo que no se le puede pedir es que siempre lo haga como tú quieres. Si Leo empieza algo deja que tenga el control.
  44. Leo es caliente. El sexo de Leo es muy caliente. El sol calienta. La estrella de Leo es el sol. Leo quiere sexo por el día (pero también por la noche ¿eh?).
  45. Si Leo se pone a trabajar, destaca. Su trabajo es siempre brillante y además, lo hace bien para que los que no apostaron por él tengan que tragarse sus palabras.
  46. Quienes quieran a Leo deberán estar muy pendientes de darle lo que necesita. Leo no lo va a pedir. Esperará recibirlo y punto.
  47. Si Leo tiene que doblegarse a alguien será por obligación. Aunque por dentro estará pensando: ¡que mal lo hace todo!
  48. Cuando Leo se enfada, explota. Lo mejor es dejarle solo para que se le pase. Y esperar que se le pase pronto y te perdone.
  49. ¿Y qué hace enfadar a un Leo? No tantas cosas como parece. Pero la mayor parte de ellas tienen que ver con criticarle o con hablar mal de los suyos.
  50. ¿Y que hace feliz a Leo? Estar enamorado y ser correspondido. Y que todo el mundo lo note, y que se le valore cuando lo merezca. O sea, ¡casi siempre!