LEO EN UN ATAQUE DE NERVIOS

Cuando entras en un ataque de nervios, como es normal, tu corazón late más rápido de lo normal. Tu respiración va a mil por hora, sudas más de lo normal. Entras en una especie de pánico y le tienes miedo a todo lo que te rodea. Físicamente sientes como si alguien estuviera a punto de atacarte. Estás como en un estado constante de alerta por lo que pueda llegar a pasar. Y todo esto te lo creas tu en tu cabeza… Tu mente al estar preocupada con otros problemas, tu cuerpo actúa preparándose para lo peor… Cuando en realidad, nada malo puede sucederte porque todo está dentro de ti. Pero es que tú en realidad no sabes lo que está sucediendo. Es como que te bloqueas, pero no quieres bloquearte. Es como un quiero y no puedo.

Leo, eres una persona bastante positiva, pero en estos momentos no todo es tan fácil como parece. Sientes que ahora no estás siendo fiel a tus instintos ni a tu filosofía de vida y que te estás fallando a ti mismo.

Sientes una especie de presión al no ser capaz de saber lo que te sucede. Es como si alguien te estuviera persiguiendo constantemente. Y quizás te persiguen las ganas de intentar solucionar todo esto y no poder. Sientes como si estuvieras en un peligro constante o como si estuvieras arriesgando tu vida sin tu apenas hacer nada. Simplemente es tu mente la que está creando todas esas sensaciones por la presión que tienes encima. Sea cual sea el problema, intenta respirar, pararte, dejarte llevar e intentar quitarte todo ese peso que no para de acumularse. Necesitas pensar en frío y seguir respirando.

Leo, tú eres más fuerte de lo que crees y aunque tu cuerpo te diga que se rinde, tu mente siempre seguirá luchando por solucionar el problema. Y al final no conseguirás, porque eres Leo y porque jamás permitirás que un problema pueda contigo.

2018-07-03T09:05:27+00:00