Introducción

2020 ha sido para todos un año bastante desagradable. Hemos visto desesperación, muerte, nuestro futuro cada vez más oscuro y mucha incertidumbre. Nos confinaron, nuestra libertad de movimiento se vio ultrajada, entendimos que de alguna forma todos podíamos contraer ese virus invisible si no nos cuidábamos. La economía se estaba yendo al traste, la gente perdía sus trabajos o pasaba por momentos de parón sin saber muy bien lo que terminaría pasando, qué iba a ser de su vidas…

2020 ha sido un año complicado, con una conjunción que ha estado gobernando todo el tiempo entre los planetas Júpiter, Saturno y Plutón en Capricornio y que nos ha recordado que las estructuras sociales y económicas estaban desequilibrándose completamente, que no somos invencibles y que de alguna forma, nuestra vulnerabilidad es más grande de lo que creíamos.

Pero lo cierto es que entre el 17 y el 19 de diciembre la Triple Conjunción se ha deshecho para crear una nueva entre Saturno y Júpiter en Acuario en grado 0 el día 21 de diciembre. Globalmente, llegan nuevos comienzos pero sobre todo, una nueva atmósfera que lo cambiará todo.

La Gran Conjunción Júpiter-Saturno

Para empezar, será casi imposible que no la sientas. La energía de esta Conjunción es poderosa y es muy probable que todos, de una forma u otra tengamos un despertar de conciencia. En términos generales, 2021 será un año en el que aparecerás muchos colectivos nuevos con formas muy distintas de ver el mundo, tendremos mucho más arte, inventos y un avance significativo en todo lo relacionado con las tecnologías.

También nos acercaremos mucho más a la Madre Naturaleza y trataremos tanto global como personalmente de buscar alternativas a la vida tan poco sostenible que hemos estado llevando hasta ahora. Es tiempo de soltar y de reinventarnos. Tenemos que tener un plan b para todo y entender que las viejas estructuras no han valido de nada y que no podremos sostenerlas por mucho más tiempo.

Júpiter en Acuario nos da la luz, nos abre una puerta increíble para entender que detrás de todo ese vacío que nos ha dejado el 2020, hay oportunidad si se sabe crear.

Pero hay que recordar que Saturno también entra en Acuario aunque no hay peligro porque son muy afines. Este movimiento nos dará mucha madurez para entender que debemos dar esos pasos que probablemente en otro momento jamás habríamos dado.

Cuadratura Urano-Saturno

El año estará marcado por la cuadratura de Urano (en Tauro) y Saturno ( en Acuario) comenzó el 9 de diciembre de 2020 y se mantendrá hasta el 7 de enero de 2023. Según tu signo, podrás notar como hay más o menos miedo de saltar al vacío con ideas propias. Hay que recordar que es necesario arriesgar, pero que Urano no te asegura que lo que está ahí, dentro de ti, sea la decisión correcta. Simplemente te da el empujón que tanto necesitas. Incluso aunque lo pienses sea complicado o tenga muchas trabas. Esta cuadratura afectará a todos pero sobre todo a los signos fijos (Tauro, Leo, Escorpio y Acuario) que serán los que tengan más presente que un cambio de mentalidad ahora es más que necesario.

Globalmente, las tecnologías serán casi las protagonistas durante este tiempo, inventos que jamás pensarías que existiesen, movimientos nuevos que cambien ideas generacionales y un gran cambio de mentalidad hacia una forma de vida mucho más sostenible y equilibrada se quedarán por mucho tiempo ahora con nosotros.

Además, y creo que uno de los puntos más importantes será esa conexión con la Madre Naturaleza que hacía mucho que no veíamos. Serán muchísimos los movimientos que impulsarán a luchar por conseguir un planeta más sostenible y serán también muchas las personas que abrirán sus ojos y su conciencia para comenzar a cambiar algunos hábitos que ya no pueden sostenerse.

No es extraño que haya éxodos al campo y a lugares menos masificados. Al final, con la tendencia del teletrabajo en alza, se buscarán lugares donde predomine la calidad de vida y más contacto con lo natural, con la paz y la tranquilidad que no siempre te dan los centros de las ciudades grandes.

El sistema económico también está en el punto de mira. A nivel global, hace falta un cambio urgentemente, los bancos están comenzando a ser cuestionados y la moneda virtual puede que empiece a abrirse camino… Está claro que se avecina una gran crisis pero no todo está perdido. Hay que cambiar de vida, buscar un plan b y por supuesto no limitarse a lo que unos te cuentan y otros te dicen… Habrá revueltas y revoluciones (de conciencia y consciencia) que nos llevarán a “pelear” por lo justo. Un despertar global imparable. Puedes quitarte la venda de los ojos y buscar alternativas o quedarte en el mismo lugar mientras ves como todo se hunde.

Mercurio retrógrado

La retrogradación de Mercurio se dará en tres ocasiones como cada año. La primera vez que este planeta retrocede es del 30 de enero al 20 de febrero en Acuario. Será un momento ideal para reflexionar acerca de un proceso de cambio que llevas tiempo queriendo hacer y que quizás hasta ahora no te habías atrevido. Un proyecto personal, interior, espiritual incluso. Aquí, hay que enfocarse a largo plazo y no dejar que nada aplaste tu espíritu. Es complicado nadar a contracorriente pero cuando sabes que estás haciendo lo correcto todo es más liviano. Cuidado con practicar el desapego demasiado, o con los desacuerdos con los demás. Si no te interesa la opinión de alguien, simplemente haz oídos sordos.

Mercurio retrógrado regresará de nuevo en Géminis del 29 de mayo al 22 de junio y precisamente aquí su fuerza retrógrada se acentúa muchísimo por ser regente. Evita involucrarte en chismes, firmar contratos, planear viajes en la medida de lo posible, cerrar acuerdos de algún tipo… Al final, la comunicación se ve bastante mermada y es muy habitual que haya muchísimos malos entendidos y problemas que en otro momento se solucionarían sin pestañear. Mercurio retrógrado en Géminis puede causar altercados con algunos familiares, sobre todo hermanos o primos. Estos días es mejor estar tranquilo y no planear en exceso.

El tercer momento en el que Mercurio retrograda comienza el 27 de septiembre y termina el 18 de octubre. Lo hace en el signo de Libra y aquí hay que tener mucho cuidado con las relaciones personales. Mercurio retro en Libra puede incentivar rupturas por desacuerdos o faltas de entendimiento pero también la revisión de todo eso. Es decir, aunque quizás haya más malos entendidos que nunca también pueden ser una oportunidad para el cambio, para la mejora, para la reconciliación… Si esos malos entendidos están ahí, ¿por qué no buscar soluciones alternativas? Cuidado aquí también con la dejadez personal. Quizás no te sientas bien del todo con tu cuerpo y contigo misma/o pero tendrás que hacer un esfuerzo para mantener apartadas las obsesiones que en estos momentos pueden llegar a ser recurrentes.

Hasta el 13 de mayo Júpiter se quedará en Acuario, pero un día después, el 14 de mayo, entra a Piscis. Después regresará a Acuario de nuevo el 28 de julio y permanecerá ahí hasta el día 28 de diciembre.

Durante la temporada de Júpiter en Piscis entre el 14 de mayo hasta el 28 de julio notaremos cómo Júpiter os invita a aventurarnos espiritualmente hacia algo. Júpiter era el regente de Piscis hasta que se descubrió el planeta Neptuno así que, está en domicilio por lo que, es un momento ideal para expandirnos, para dejar de limitarnos, para comenzar a materializar los sueños. El cielo nos da un empujón cósmico y nos brinda una ayuda fuerte para conseguirlo todo. Aprovecha estos momentos para expandirte, para aprender, para conseguir…

Este año, Mercurio retrógrado sin duda afectará a los signos de aire más que a ningún otro (Géminis, Libra y Acuario).

Saturno retrógrado

Desde el 23 de mayo hasta el 10 de Octubre de 2021 Saturno retrogradará en Acuario. Este planeta ha sido siempre conocido como el “Maléfico mayor” por la Astrología tradicional pero en realidad, con el paso del tiempo, todos hemos aprendido a valorar que las limitaciones son buenas según se miren y que de vez en cuando tener una energía que nos pare y que nos frene nos ayudará a pensar y a meditar bien todo antes de tomar decisiones. Así que, de maléfico nada.

Cuando Saturno retrocede es prudente que revisemos y examinemos algún tipo de asunto que haya quedado pendiente.

Hay que destacar que el problema llega cuando un planeta pierde su “poder” y su influencia en nosotros no es tan poderosa ni enérgica. Es posible que durante este tiempo, puedas sentir algunas dificultades debido a la falta de disciplina. Nos cuesta más construir, ser cautelosos y centrarnos en lo que estamos haciendo… Y hay que ser muy consciente de que habrá que trabajar un poco más duro para mantener esa constancia. Durante este periodo no será raro que algunas personas tiren por la borda por falta de paciencia muchos proyectos e ilusiones que además, podrían llegar a materializarse con un poco de tesón. Esto afectará mucho más a los signos fijos como Acuario, Tauro, Escorpio y Leo.

Después de comentar algunos de los aspectos más importantes de forma general, vamos a centrarnos en cada uno de los signos para intentar entender su misión principal este año. Recuerda que cada semana y cada mes lanzamos nuestros horóscopos semanales y mensuales donde analizaremos de forma más exacta las efemérides astrológicas que sucederán en ese tiempo con más exactitud: lunas, retrógrados, aspectos… No te olvides de seguirnos.

LEO

Vamos Leo, aunque no has terminado el año probablemente como te gustaría, todo podía haber sido mucho peor. ¿No sientes como que la historia se te repite en bastantes ocasiones? Estamos en el momento perfecto para hacer un cambio grande, para darle una vuelta a todo, para empezar de cero. Y son muchos los aspectos planetarios los que nos empujan a ello.

Al igual que has dejado atrás a algunas personas importantes en tu vida, podríamos decir que tu poder sigue ahí para atraer lo que quieras. Vamos, que al igual que sueltas, ten en tu cabeza que atraerás en la misma medida.

Hay una oportunidad de asociación fuerte, o incluso un compromiso más fuerte aún con una relación ya existente. De verdad Leo, confía: las relaciones que a partir de ahora se establecen son buenas. Pero eh, acuérdate de que primero vas tú ahora Leo. Cuanto más te quieras, más conseguirás querer al resto, y que el resto te quiera a ti. Feliz año nuevo.

2020-12-22T14:41:52+02:00