El poder puede residir en muchos de nuestros rasgos, está dentro de nuestra personalidad y también dentro de nuestra mente. Hay muchos de nuestros rasgos que pueden llegar a convertirnos en una persona súper poderosa, simplemente tenemos que sacar todo nuestro potencial a la luz. Tu mayor poder, Cáncer, ese carácter tan protector que tienes.

Si hay una cosa por la que viniste al mundo, es para cuidar y proteger a la gente que te importa. Te da igual lo que diga la gente, porque tú eres feliz cuando ves feliz a los demás.

Por la felicidad de la gente a la que quieres eres capaz de hacer cualquier cosa. Y aunque no lo creas, Cáncer, eso te convierte en una persona con muchísimo poder. Jamás permitirás que nada ni nadie sea capaz de hacer daño a alguien de los tuyos y cuando el daño ya está hecho, tú eres la primera persona en acudir en su ayuda y en prestarles tu hombro para que lloren.

También es necesario hablar de esa gran intuición, Cáncer, que podría ser perfectamente tu mayor poder. Gracias a esa intuición eres capaz de ayudar a cualquier persona y también gracias a ella puedes salvarte de muchas situaciones. Acéptalo, Cáncer, sin esa intuición no serías capaz de llegar a ningún sitio y por eso, gracias a ella eres una persona muy poderosa.

Te puede interesar: Cáncer y el dolor

Lo que te hace ser poderoso, también, Cáncer, es esa capacidad que tienes para que los demás saquen sus sentimientos a la luz. Eres una persona muy sensible y para ti, las emociones y los sentimientos son algo súper importante. Estás constantemente en contacto con tu corazón y con lo que él mismo siente. Tienes que expresar todo lo que sientes en ese momento, necesitas sacar todo lo que guardas porque si no sientes que todo ese mar de sentimientos puede llegar a ahogarte. Pero lo que realmente te hace poderoso, Cáncer, es esa capacidad que tienes para entender los sentimientos de los demás.

Te gustan las personas que son sinceras, esas que no tienen miedo a mostrar lo que sienten, a decir lo que piensan.

Lo mejor de todo, es que tú eres capaz de leer miradas y de interpretar silencios. No necesitas palabras, Cáncer, simplemente te hace falta mirar a esa persona para saber lo que le pasa. Y eso es de agradecer porque a veces expresar los sentimientos es algo muy difícil y tú eso lo sabes. Mira, Cáncer, te hace poderoso todo lo que eres capaz de hacer por los demás, todo el amor que puedes llegar a dar por la gente que te importa. Es hora de empezar a valorarte como te mereces.