El poder puede residir en muchos de nuestros rasgos, está dentro de nuestra personalidad y también dentro de nuestra mente. Hay muchos de nuestros rasgos que pueden llegar a convertirnos en una persona súper poderosa, simplemente tenemos que sacar todo nuestro potencial a la luz. Aunque muchos no lo crean, lo que te hace ser una persona tan poderosa es esa paciencia y ese fuerte carácter con el que te enfrentas a situaciones difíciles, Escorpio.

La gente por lo general se piensa que eres una persona muy oscura y muy peligrosa, incluso que en ocasiones puede llegar a ser bastante impaciente, pero tú sabes perfectamente que no es así.

Puedes parecer exigente, pero en realidad eres de esas personas que espera al momento ideal y a quién no le gusta forzar las situaciones. Simplemente te gusta esperar a que las cosas estén listas, no te gusta precipitarte, no te gusta arriesgar en el momento menos indicado y perder todo lo que tienes. Y sí, Escorpio, eso es lo que te hace ser poderoso, eso es una habilidad que te será útil durante toda la vida. Además, tienes una perfecta intuición que te dice y que te avisa cuando las cosas están listas para no cometer el error de actuar demasiado pronto.

Te puede interesar: Escorpio y el dolor

También es cierto, que a ti nada te asusta, Escorpio. Has vivido tanto, has sufrido por tantas cosas, que ya estás acostumbrado. Y sí, eso es también lo que te hace ser una persona tan poderosa y tan fuerte. Las experiencias y la vida que ya has vivido te han otorgado este papel. Tú pensabas que el dolor solo te traía cosas malas, pero mira, ahora gracias a ello has aprendido un montón de todos. Eres valiente y no tienes miedo a perseguir las cosas que te gustan, ni a hacer preguntas que nadie más se atreve a hacer, ni a ir a lugares desconocidos.

La vida te ha enseñado que perder también puede significar ganar y que el que no arriesga no gana. Esa es ahora tu filosofía de vida y por eso eres tan poderoso, Escorpio.

Por eso, todo el mundo te envidia y le gustaría ser como tú. Puede que haya mucha gente que te tenga miedo o a la que le caigas mal, pero en el fondo es porque les gustaría tener ese poder que tú tienes. Nadie dijo que fuera fácil ser Escorpio, tienes muchas responsabilidades y mucha presión encima constantemente, pero es que el poder también tiene sus ventajas y sus desventajas.