Eres sensible Piscis, a menudo demasiado, a veces te encantaría no serlo, ser mucho más duro, más complicado, más guerrero y no callarte con nada. De hecho, cada día lo intentas Piscis, las cosas como son, la vida poco a poco te va curtiendo y en donde antes te callabas ahora no lo haces. Te duele mucho cuando te ignoran Pececito, te duele mucho que piensen que por esa sensibilidad eres frágil y que no se puede contar contigo para nada.

Te duele estar en “visto”, que te aparten, que te dejen a un lado. Quizás para otros esto no es importante pero a ti te rompe enormemente.

Porque tu das mucho, lo das todo. Te arriesgas, te lanzas y cuando das el sí para que alguien entre en tu vida es con todas las consecuencias (sea amistad, pareja…). Ser Piscis no es sencillo, tienes muchísimas manías y también sabes que no eres una persona fácil de llevar pero siempre serás leal a los tuyos y lo que no soportarías es que no hicieran lo mismo contigo.

Te puede interesar: Esto es lo que hace poderosos a Piscis

Lo que más daña tus sentimientos es que te traicionen, que te fallen, que te sean desleales, que te engañen… Lo demás, podrá doler, pero al final, cuando hay un perdón por medio sabes que tarde o temprano lo das… Con una deslealtad, las cosas son muy pero que muy distintas.