Nuestra personalidad está compuesta por una serie de rasgos que nos vienen marcados desde el nacimiento y, muchos de ellos, están regidos por el signo astrológico bajo el que hemos nacido. Es cierto que, algunos de estos rasgos no se pueden modificar, pero hay otros que sí podemos, y debemos trabajar para poder vivir una vida mucho más plena y con menos frustraciones. En este artículo, descubrirás cuáles son los 6 signos más fuertes y sus contrarios:

Aries vs. Libra

Los Aries son personas muy fuertes, a diferencia de lo que sucede con los Libra. Mientras que los primeros siempre buscan una forma de salir adelante, los Libra pueden quedarse estancados en algunas situaciones y momentos. Por ello, es de lo más importante que intenten ver todas las situaciones complicadas como nuevos retos en la vida; como nuevas oportunidades para crecer y mejorar. Los Libra deben aprender a que, en esta vida, no hay nada que dure para siempre, por lo que si no quieren sufrir deben aprender a soltar y dejar ir las cosas a su momento. 

Tauro vs. Sagitario 

Cuando hablamos de los Tauro, hablamos de uno de los signos más fuertes del Zodíaco. Lo cierto es que tienen las cosas muy claras siempre y saben cómo hacer frente a aquellas situaciones más complicadas que les trae la vida. Al tener las ideas tan claras y no modificar su manera de pensar por nada ni por nadie, son personas que suelen sobreponerse bien de cuanto les toca vivir. Son personas psicológicamente muy fuertes y de lo más constantes.

Por su parte, los Sagitario necesitan trabajar esta fortaleza que, sin duda, hay en ellos. Deben aprender a creer más en ellos y es que no es que no sean fuertes, sino que simplemente deben entrenar un poco más esta capacidad que hay en ellos. Vivir la vida como lo hacen ellos es muy placentero en determinados momentos, pero, también es cierto que les hace más vulnerables a todo cuanto no esperaban tener que vivir.

Leo vs. Géminis 

Los Leo son de las personas más fuertes que vamos a ver. No se dejan abatir por nada ni por nadie. Cuando algo malo les sucede, sacan rápidamente de su interior todas las emociones que esto les genera y empiezan a focalizarse en otras cosas. Son personas que pueden sufrir mucho, pero siempre sacan valor y fuerza para aprender y continuar adelante. No les tienen temor a los nuevos retos, y siempre acaban sacando esta gran vitalidad que hay en ellos. 

Por su parte, los nativos de Géminis no son las personas más fuertes que podamos ver en la vida. No es que no tengan fortaleza interior, sino que todo les afecta mucho emocionalmente. Cuando se sienten engañados o traicionados por alguien, sienten como que algo ha cambiado en ellos. No son capaces de dejar de lado las emociones, pues para ellos toda la vida es un conjunto. Por ello, deberían aprender a gestionar sus emociones y a no confiar tanto en cuanto les dicen los demás.

Cáncer vs. Escorpio

Los nativos del signo de Cáncer muestran valor y fuerza cuando tocan algo que es suyo o que les importa. Sin embargo, cuando se trata de algo que les hacen a ellos, les cuesta mucho ver la parte objetiva, entender los motivos y buscar la forma de salir de las situaciones que les empujan a sentirse deprimidos o débiles. 

Sin embargo, cuando hablamos de los Escorpio, hablamos de personas con una fuerza interior difícil de ver en los demás.  No hay duda de que son los referentes tanto en la familia como en los amigos. No hay nada que les tumbe. Saben bien cómo poner punto final a aquellos que les hace daño y, lo mejor de todo, es que, pasados unos días, se levantan con más fuerza. 

Virgo vs. Capricornio

Los nativos del signo de Virgo no son personas fuertes a nivel emocional. Todo cuanto sucede a su alrededor les afecta mucho y es que se toman las cosas muy en serio. Siempre están al lado de aquellos cuantos los necesitan y son de lo más empáticos. Por ello, son personas muy cercanas a las que todos recurren cuando se sienten mal. Pero, cuando son ellos los que necesitan de los demás, no encuentran a quien les aporte lo mismo que aportan ellos. Se hacen muchas expectativas de las personas que entran en su vida y esto los lleva a sufrir decepciones. Además, les cuesta mucho separar los diferentes ámbitos de la vida.

Por el contrario, cuando hablamos de los nativos del signo de Capricornio, hablamos de personas muy íntegras que saben separar muy bien las cosas. Si sufren de desamor, por ejemplo, no les veremos proyectando sus emociones en el trabajo o en la familia. Saben dar la importancia adecuada a cada situación y le dan el espacio que le corresponde, ni más ni menos. Además, son personas con un gran control de las emociones, por lo que suelen “sufrir” durante poco tiempo. 

Acuario vs. Piscis

Los Acuario son personas de lo más fuertes y es que, al ser tan independientes, no tienen la necesidad de apoyarse en los demás. Cuando la vida les trae momentos complicados, ya sea en el amor o en el trabajo, los Acuario van a buscar siempre la parte objetiva de la situación. Harán meditación o pasarán tiempo a solas para entender qué ha pasado y analizarán sus actos para ver en qué se han equivocado para caer en dicha situación. Una vez tienen las cosas claras, siguen con su vida como si nada hubiera pasado. Eso sí, siempre tendrán esta experiencia en mente para no caer en el mismo error dos veces. 

Los Piscis, sin embargo, están muy pendientes de lo que los demás piensan de ellos. Les importa mucho el qué dirán y esto les hace muy vulnerables y, por ende, más débiles. Por ello, las decepciones con las que se encuentran en la vida les son más difíciles de superar y pueden acarrearles problemas en todos los aspectos de su vida. Por este motivo, es necesario que dejen de confiar en todos a la primera y se fijen más en los actos que en las palabras. 

Ser fuertes es algo necesario en la vida, pero no todos tenemos este potencial. Las cosas nos afectan más o menos en función de nuestra manera de ser. Los que son empáticos suelen ser menos fuertes que aquellos que saben mantener bien las distancias y establecer límites. Por ello, para los que son menos fuertes, es recomendable que trabajen sus emociones y su autoestima. De este modo, su fortaleza interior crecerá y podrán ver los reveses de la vida de una forma más objetiva.