NO TE ENAMORES DE CÁNCER

No te enamores de Cáncer porque si lo haces, tendrás el corazón más puro de todo el Zodiaco en tus manos. Se meterá en la relación deprisa, y no porque quiera correr si no porque necesita saber más sobre ti, porque quiere conocerte, porque tiene una curiosidad dentro que le lleva a preguntar y a saber todo el tiempo. Y te querrá con toda su alma cuando le demuestres que le quieres. En general, son personas muy agradables aunque a menudo sean un poco gruñonas, pero siempre tratan de mejorar la vida de la gente que le importa.

No te enamores de Cáncer porque, aunque tengan un corazón limpio y sincero también se guardan algunos sentimientos muy adentro.

Deberás trabajar su confianza, deberás acercarte a ellos y demostrar de verdad que quieres estar a su lado. Cáncer se abrirá a ti sí, pero aún así, irá muy poco a poco, despacio, y sólo te expresará sus emociones cuando lo tenga claro. A veces incluso se aleja un poco, sólo para ver hasta qué punto estarías dispuesto a luchar y a pelear, por saber si de verdad irás a buscarle. Quizás el amor del Cangrejo no es del todo fácil pero cuando lo tienes, sabes que es el más intenso de todos.

No te enamores de Cáncer porque lo recordarán todo de ti, todo lo que un día le dijiste, ese detalle, ese gesto o ese antojo que te dio. Son personas que escuchan mucho más que hablan, son personas que recuerdan esas cosas que ni siquiera recuerdas haber dicho, están atentos de ti porque quieren hacerte la vida más fácil.

No te enamores de Cáncer si no quieres tener a alguien que a tu lado que no se preocupe por ti.

A Cáncer su pareja le importa demasiado, tanto que a veces, lo antepone a sus amigos o incluso a su familia. Se preocupará por saber cómo te sientes e intentarán constantemente que sus palabras no te hieran o no hacer lo que es incorrecto. A veces se disculpan incluso demasiado pero en el fondo es sólo porque desean verte feliz.

No te enamores de Cáncer porque son muy emocionales, son personas con una luz increíble y sí, a veces incluso también se pasan de sensibles. Pero cuidado, esto no quiere decir que sean débiles. De hecho, son un signo fuerte perdidos en un rumbo que no siempre es el correcto. Te enseñarán a medir tus palabras, a ser más delicado a la hora de expresarte algo, se preocupará por ti pero no sólo eso si n también por todos y cada uno de los que te rodean.

No te enamores de Cáncer porque no son tan seguros como crees, quizás los invites a una fiesta y se pongan nerviosos o no sepan muy bien cómo tienen que actuar. A veces se vuelven introvertidos y se encierran en sí mismos. Necesitan tomar un poco de confianza con los demás, pero en cuanto la tienen, son el alma de cualquier evento al que van. Y sí, se les echa de menos cuando no están.

No te enamores de Cáncer porque seguirá a su corazón siempre, incluso cuando las decisiones sean irracionales o no tengan ninguna lógica.

Irán a por lo que el corazón les dice que vayan, y no, no podrás convencerlo de lo contrario. Cuando se trata de lo que ama, van a por todas, y eso también te incluye a ti.

No te enamores de Cáncer porque a veces será un poco pegajoso, y te pedirá cariño, y besos y abrazos, y te enviará whatsapp diciéndote que te quiere, que eres muy importante en su vida. Y también te dejará detalles en los lugares que menos te imaginas, y sentirás, cada día, que vuestro amor es el amor más real del mundo.

No te enamores de cáncer si vas a mentirle o engañarle, porque el Cangrejo sabe leer entre líneas y tiene un instinto increíble para detectar mentiras, y con Cáncer, una vez que se ha roto la confianza no hay nada que hacer. Todo empieza a caer por su propio peso y aunque diga que perdona, NO OLVIDA.

No te enamores de Cáncer porque, aunque prometas que no vas a hacerlo, lo acabarás haciendo, podrás rechazarlo y pensar que no va a funcionar, pero un día te levantarás y te darás cuenta de que es el jodido amor de tu vida. Cáncer sabe hacer que los demás entiendan que estaban equivocados. Al final con Cáncer sólo hay una opción: enamorarte.