POR QUÉ PISCIS NO TE DEJA ENTRAR EN SU VIDA

Tu Piscis siente todo, y lo siente desde el minuto uno.

Se entrega casi completamente cuando su corazón se lo dice y no hace mucho caso a la cabeza cuando se trata de amor.

Siente cada emoción, cada momento, cada bezo, cada caricia directa al corazón, y después lo procesa. Es apasionado y empatiza demasiado bien con el resto del mundo pero muy a menudo se pierden en sus propios pensamientos, así que, no importa lo profundamente enamorado que esté de ti, o lo mucho que te de en la relación, su mente de golpe le impide abrirse del todo, le impide volver a eso tan bonito. Lo de Piscis es un poco complejo. En el momento te lo da absolutamente todo, de hecho, incluso te abre sus puertas cuando se siente seguro, deja a un lado la cabeza y actúa al 100% con el corazón. Pero después, da un paso atrás, aunque ni siquiera tú lo notes, y empieza a pensar que mejor no dejarte entrar tan deprisa en su vida, que mejor ir despacio, que mejor todo con más calma hasta estar seguro de algo de verdad.

Piscis se preocupa demasiado, analiza todos los detalles, analiza cómo se ha comportado, cómo te comportaste tú, se trata de contestar todos los por qué que le surgen y piensan en lo que no ha sucedido todavía pero puede suceder. Aunque sea una remota posibilidad. Piscis te amará con todo su ser, te dará todo lo que tenga pero si se trata de acercarse más, esperará un poco. Antes de abrir su corazón del todo necesita sentir que está al lado de alguien que le cuidará, que le tranquilizará, que le protegerá… En cuanto esté seguro de que es así, para siempre contigo…