Buscas a Escorpio porque estás enganchado, lo estás desde el primer momento. Escorpio llega a tu vida y aunque no lo quieras, siempre se queda en ella de alguna manera.

Buscas a Escorpio porque te sientes protegido a su lado, porque sabes que a pesar de su fuerte carácter, por dentro es una persona sensible y emocional, romántica, que cree que el amor es para toda la vida. Porque sabes que es fiel y leal, porque sabes que es sincero.

Buscas a Escorpio porque te ha marcado de por vida, porque es buenísimo en la cama, porque sus besos son tan apasionados que te dejan sin aire, los buscas porque cada vez que te roza se te eriza el vello y se te remueve todo por dentro.

Quieres tener a Escorpio en la vida porque sabes que probablemente no puedas amar tanto jamás, porque sabe qué es lo que quiere y cómo va a conseguirlo, porque pelea y va detrás de lo que desea, porque sus metas son altísimas y trata de que las tuyas también lo sean, porque te apoya a muerte con todo lo que te propongas… Escorpio es lo más… Para bien o para mal… Y lo sabes.