Buscas a Piscis porque necesitas creatividad en tu vida, hacer cosas nuevas, renovarte… Y Piscis te lo puede dar.

Buscas a Piscis porque es un alma profunda, porque no es mediocre ni común, porque le gusta experimentar, comer, salir, viajar y encontrar un verdadero significado a todo. Piscis no puede tener rutinas que no le aporten nada porque se marchita lentamente. Y tú sabes que si vas a su lado, tu vida también podría cambiar.

Buscas a Piscis porque es fiel y leal, porque una vez que te elige es para toda la vida a menos que falles. Buscas a Piscis porque te ayuda a expresarte, porque te comprende y saca de dentro de ti todo eso que te hace daño.

Quieres tener a Piscis en tu vida porque sabes que una vez que selléis vuestro amor, será casi imposible que se rompa, porque Piscis peleará a capa y espada porque esto no suceda.

Buscas a Piscis porque es sensible y comprende todos tus problemas, y está ahí cada vez que lo necesitas, porque te calma cuando estás nervioso, porque te impulsa a hacer cosas nuevas cuando la monotonía te está comiendo.

Buscas a Piscis porque te da la vida. Sólo tienes que cuidarle para que no te la “quite”. Sólo eso.