Buscas a Sagitario porque te hace reír, porque sabe cómo hacer el tonto, sabe cómo sacarte una sonrisa aunque tu día haya sido el peor día de mierda.

Buscas a Sagitario porque le consideras tu amigo, porque puedes desahogarte y hablar de todo. Lo buscas porque te levanta el ánimo y te dice lo que vales, incluso a veces hasta tú sabes que exagera lo que vales. Y ese afán porque te sientas bien te hace incluso gracia…

Buscas a Sagitario porque siempre está de buen humor, porque ve el lado positivo de las cosas de los demás aunque las suyas sean un desastre. Lo buscas porque aunque sepas que está jodido siempre tratará de ayudarte y de poner su cara más amable contigo.

Quieres tenerlo en tu vida porque vale la pena, porque es especial, porque es auténtico, porque se la juega por ti, porque de hecho, se jugaría todo lo que tiene en su mano para estar contigo. Porque sabes que pocos te querrán como Sagitario, porque sabes que a su lado, lo podrías tener todo.