Cuando todo va bien en una relación, nadie piensa en nada más que en disfrutarla y en que dure mucho lo que está viviendo. Cuando la relación empieza a ir mal, vienen las “distracciones”. A veces la evasión es ver más a los amigos, o centrarse más en hacer deporte o en alguna otra afición. Pero otras veces en dar paso a otras personas. Lo que viene siendo poner los cuernos. Todas las personas pueden caer en eso en algún momento de sus vidas. Todas. Algunas solo mentalmente, pero eso también cuenta. Conoce por qué los signos del Zodiaco son infieles. Porque las motivaciones pueden ser muy diferentes.

Aries

A Aries le gusta lo nuevo, crear, iniciar proyectos, momentos y relaciones. Por eso se revuelve por dentro cuando algo huele a rutina y a “esto ya me lo sé”. Cuando tiene un relación rutinaria le da el bajón, porque se aburre y pierde el interés. Y da igual si la rutina es en una historia pasajera o en una relación estable. Si Aries se aburre, malo. Porque busca por dónde escapar. Y puede acabar siendo infiel. Puede que solo lo piense mentalmente. O puede que vaya más lejos y la infidelidad sea real. Si no quieres que Aries te engañe, no dejes que se aburra, haz que vuestro día a día sea estimulante, proponle planes nuevos o provoca incluso alguna pelea de esas que acaban en una maravillosa reconciliación entre sábanas.

Tauro

Tauro es fiel cuando se enamora. Sabe que no es fácil encontrar a alguien especial y cuida mucho su relación desde el minuto uno. Pero también es posesivo y celoso, por lo que siempre está en guardia ante el menor signo de alerta de que “algo” o “alguien” le pueden estropear su maravillosa relación. Si ve peligro, prepárate. Ante el menor indicio, se protegerá. Y quizás sea dando antes de que le den, vamos, que puede acabar siéndote infiel. No le gustan los riesgos, y si cree que le estás engañando (un tonteo en su imaginación ya es mucho), preferirá hacer daño antes de que se lo hagan a él/ella. Ya sabes, a los toros le pones el trapo rojo delante y arremeten porque intuyen el peligro. Tu Tauro, igual.

Géminis

Géminis cuando se enamora es capaz de dejarlo todo por vivir esa pasión que le ha enganchado. Se convierte en un romántico de los pies a la cabeza, y como tiene el don de la palabra, usa todo su arsenal con declaraciones de amor y proyectos insuperables. Pero a veces Géminis no tiene tan claro lo que siente, ni lo que quiere, ni dónde se ha metido… De pronto se ve en una relación que le supera. Pero en vez de hablarlo (que sería lo suyo y más con esa boquita que dios le ha dado), Géminis puede optar por escapar… con otra persona. Podría decirse que se asusta y coge el camino fácil. No le dejes que huya, hazle hablar, hazle que se sienta seguro, y sobre todo, que no se sienta encerrado. Que puede irse cuando quiera. Acabará queriéndose quedar.

Cáncer

Cáncer lo da todo en una relación, si la relación lo merece claro. Esa es la teoría. En la práctica es diferente. Cáncer intenta controlar el estar enamorado/a y no sufrir. Pero no siempre lo consigue y se mete en relaciones más o menos intensas una y otra vez. Y cuando le hacen daño muchas veces, cuando Cáncer se agota de tragar y perdonar, se abre la puerta al rencor y a la venganza. Cáncer siente que no le dejan más opción que hacer trampas (ojo por ojo, diente por diente). Y piensa que ser un “poquito” infiel ayuda, así se siente un “poquito” menos dolido. Si sufres la infidelidad de tu Cáncer, piensa qué no le habrás hecho antes tú para que Cáncer llegue a eso. Es la única opción que les ha dejado. ¿Sabes ya por que te han sido infiel? Pues eso.

Leo

Leo asume el control de sus relaciones. Lo lleva en su naturaleza, es el jefe de la manada. Lidera su relación porque sabe hacerlo, pero eso no significa pensar solo en sí mismo y que su pareja no importe. Para nada. Leo cuida a su pareja como nadie. La mima y agasaja siempre. El problema viene cuando Leo se viene arriba y quiere controlar más de lo normal. Las decisiones de su pareja, por ejemplo. Y si no le sale bien, se enfada, se vuelve loco y siente que tiene que hacer algo para quedar por encima. Y podría ser infiel, un poco, un tonteo… que puede tener consecuencias como se le vaya de las manos. Son malas decisiones producto de la furia. Si vives algo así con tu Leo, no le dejes explotar, háblalo. Si está calmado/a será más difícil que haga algo de lo que se tenga que arrepentir.

Virgo

Virgo valora lo que es tener una pareja con futuro, una relación estable, y no es de los que juegan con eso. Sabe lo que cuesta encontrar a personas que signifiquen algo importante, y es consecuente con ello. Respeta y exige respeto. Es fiel y pide lo mismo. Pero a Virgo le gusta el sexo, cuanto más lo prueba más le gusta. Es como si le hubiera costado descubrirlo en su vida, y cuando lo ha hecho, se ha abierto la caja de pandora. A Virgo le costará no ser fiel si la persona que se le cruza en su camino le gusta mucho mucho mucho. Y también si la relación que tiene no es lo suficientemente consistente. Virgo sabe cuándo tiene una relación que merece la pena y cuando es algo pasajero. Lo sabe. Y como lo sabe, se relaja un poquito más con las atracciones pasajeras cuando no se siente muy comprometido.

Libra

Libra es honesto/a en sus relaciones. Vive y deja vivir, escucha, se adapta, se queja suavecito… Pero es fácil que se pueda distraer cuando el nivel de compromiso no es muy grande. A Libra se le ve tan fácil siempre, como que está siempre ahí… que a veces no se le toma en serio. Y pasa lo que pasa. Que como le llame la atención alguien, puede dejarse seducir fácilmente por el momento: detalles románticos, un buen físico, un plan al que no se puede resistir… Pero Libra no siente que esté siendo infiel, solo tontea. Su excusa es las pocas explicaciones que siempre le dan a él/ella por aquello de que se adapta a todo. Y ser un poco infiel es como un acto de rebeldía. Si tienes una relación con Libra no lo infravalores, ni dejes de tener detalles bonitos por mucho que parezca que está todo hecho. No des nada por hecho, porque su espíritu es libre y como le dé por volar…

Escorpio

Escorpio lleva tan lejos su parte misteriosa que parece que ha nacido para tener secretos y para esconder una parte de sí mismo. A Escorpio los secretos se le dan bastante bien. Y uno de ellos puede ser la infidelidad. Que no es que la practique cuando está profundamente enamorado/a. Impensable. Pero cuando la relación no es estable, cuando Escorpio no se siente comprometido ni ha exigido tampoco un compromiso a nadie… en esa tierra de nadie, le sale un yo íntimo, sensual y juguetón que como lo saque a pasear puede acabar en una infidelidad. Si te preguntas por qué Escorpio es infiel, aquí tienes la respuesta: para Escorpio no es infidelidad cuando no hay un pacto de entrega, de fidelidad y de compromiso extremo. ¿Ha quedado claro?

Sagitario

Sagitario está convencido de que no hace nada malo cuando se relaciona con otras personas aun teniendo pareja. Es alguien seguro de sí mismo, sociable y sincero…y libre para tener muchos amigos/as. Cuando sale con alguien, le deja bien claro desde el principio lo que quiere, lo que siente y lo que espera. No tiene por qué estar dando explicaciones a diario de cada paso que da. Pero podría acabar siendo infiel cuando las relaciones inofensivas con otras personas se pueden convertir en algo más. Ya se sabe, un roce, una mirada, una atracción física… y Sagitario no es de piedra. Razones para ser infiel no tiene, pero sí muchas excusas para dar a su pareja: que como llevaban poco tiempo juntos eso no son cuernos, que no sabe cómo pasó, que tampoco ha sido para tanto, que no es lo que parece…

Capricornio

Si Capricornio está contigo, está contigo. Para él/ella, el amor no es juego, crear una relación tampoco. Y si hay un futuro en marcha para vosotros, se lo toma tan en serio como si se estuviera jugando la vida. La única razón por la que te sería infiel sería porque crea que no tenéis un futuro. A veces le sucede: va creando la relación y en algún momento se da cuenta de que eres la persona equivocada, aunque le gustes mucho, aunque incluso ya te quiera un poco. Pero su mente es más potente que su corazón (y el sexo le gusta mucho, aunque no lo parezca). En ese desequilibrio Capricornio se pierde, se confunde y podría buscar un escape que le dé una justificación para romper la relación.

Acuario

Acuario cuando se enamora es como un niño con zapatos nuevos. Lo suyo es pensar y arreglar el mundo con esa cabeza privilegiada que tiene para crear situaciones y solucionar problemas. Pero cuando deja de lado la cabeza y se deja llevar por lo que siente o por lo que le atrae alguien, entra en otra fase. Se enamora y es feliz. Aunque sus inseguridades se acentúan en esta fase. Que sepas que se ve vulnerable porque temer perder su libertar por un lado, pero también teme perderte a ti por otro. Y en esa inseguridad, igual busca el escape estando con otra persona, para reafirmarse en dejarte o todo lo contrario, para apostar más seguro por vuestra relación.

Piscis

Piscis en pareja es feliz y se deja llevar disfrutando cada día. Si se ha enamorado está tranquilo porque tiene lo que le quiere. Y disfruta y te hace disfrutar. Pero si tenéis problemas o ve que la relación se enfría, le da el bajón pensando qué ha debido pasar. Su mente divagará. Pero como no le gusta pensar en mil posibilidades y sin tener la verdad de ninguna, tirará por el camino más fácil. Buscar la distracción con otra persona que tenga cerca (algún admirador de los que siempre están ahí). Y encima te dirá que le has empujado a hacerlo porque no le has dado solución a lo que os estaba pasando. Eso no es mentir, de alguna manera si Piscis no tenía la solución, podrías haberle ayudado tú con ello. ¿O no?

2020-12-10T12:17:12+02:00