Detrás de un alma dulce, tierna y empática, se esconde un lado frío que puede asustar a más de uno. Piscis es tan bueno que prefiere guardarse esa parte para no herir a nadie. Es quien siempre pone las emociones por delante, tiene la sutileza para leer a las personas y apreciarlas de verdad. No obstante, cuando alguien los lastima ponen un enorme caparazón que no deja entrar a cualquiera. ¿Por qué Piscis puede llegar a ser tan frío? 

Por ahí dicen que todo en exceso hace daño y es cierto, porque Piscis no puede ir fingiendo ser amoroso todo el tiempo. Mucho menos con las personas que no lo valoran. Es un signo de agua, así que sus sentimientos son un sube y baja. A veces, imparables, a veces, en equilibrio. Piscis es meticuloso, no le entrega su lado vulnerable a cualquiera, para conectar de verdad necesita sentirse seguro. 

Piscis y su lado frío 

Es el signo que gobierna Neptuno, el planeta que honra los sueños, la esperanza y esas ilusiones que no le contamos a nadie. Sin embargo, tiene un poco de Urano, el planeta del caos, el que puede arrasar con todo lo que esté a su paso. No pongas a prueba la paciencia de Piscis, porque puede darte la sorpresa de tu vida. Piscis puede llegar a ser tan distante como compasivo. Depende de quién seas tú, conocerás cada lado. Aquí te decimos por qué son así: 

4.- Un misterio 

Piscis puede llegar a ser tan camaleónico que ni siquiera distingues su parte misteriosa. Conocen el arte a la perfección para convertirse en el enigma de la vida de muchos, no es quien va por ahí siendo extrovertido y seguro de sí mismo en todo lo que hace. Sin embargo, eso no significa que no lo sea, es sólo que es demasiado selectivo. Piscis es como el océano, no tienes ni idea de lo que esconde en las profundidades. Puede llegar a ser muy enérgico, pero también reservado. No está esperando encajar en ningún grupo, simplemente se muestra tal cual y quien lo acepte, bien. Quien no, también. 

3.- La distancia 

Piscis es el signo intuitivo capaz de distinguir las malas vibras a kilómetros, cuando no se siente seguro en algún sitio activa su capa protectora. Esa en la que muestra una cara fría y distante, porque no quiere mostrar sus debilidades. Es quien puede jugar el juego entre la fantasía y la realidad. Lo cierto, es que  nunca sabes qué tan distante puede llegar a ser un Piscis, sobre todo, si lo lastimaste. Es muy complejo, no es de los que perdonan a la primera, prefieren sacarte de su vida. Tienen un lado muy resiliente en el que no tienen la intención de reciclar amores, amistades ni compañías. 

2.-  ¿Sentimientos? 

Piscis se puede ir al otro lado de la balanza de un segundo a otro, es decir, cambiar de ser una persona afectuosa a quien no experimenta ninguna emoción. Si hay alguien que puede ocultar sus sentimientos a la perfección, sin duda, es Piscis. No es el tipo de persona que va por la vida como libro abierto hablando de sus cosas, al contrario, cuando tienen un problema es cuando más se alejan, se refugian en sí mismos para encontrar una solución. Piscis no quiere darte armas para que lo lastimes, así que prefiere ocultar miedos, tristezas, sueños e incluso alegrías. No es que sean malos, son muy bondadosos pero no quieren perder el control. 

1.- La independencia 

Es claro, que Piscis es uno de los signos del zodiaco que le hace honor a la independencia, no está esperando que el otro le resuelva nada. Al contrario, tienen una parte muy introvertida que los hace trabajar duro para salir adelante sin pedir ayuda. Piscis es como su planeta Neptuno, guarda un montón de sueños y sus pensamientos nunca cesan, siempre está en busca de más. Ama a quienes no lo sueltan, pero no se siente cómodo al compartirles sus problemas. Sólo tienes que darle un tiempo y volverá a estar bien, así es Piscis.