EL PUNTO DÉBIL DE VIRGO

Todos tenemos debilidades y justo es eso lo que nos hace ser diferentes, lo que nos hace ser humanos y reales. Pero todos tenemos nuestro talón de Aquiles, esa debilidad de la cuál nos diferenciamos de los demás. Esa debilidad que es única en cada signo del Zodiaco. Virgo, tu talón de Aquiles es tu lado crítico. Lo que pensabas que era una virtud al final se convierte en una debilidad, así que tienes que tener cuidado.

Virgo, controla tus palabras porque a veces puedes ser demasiado crítico…

No pasa nada por serlo, de hecho, hoy en día se agradece encontrar a alguien tan sincero, pero no puedes dejar que tu vida se base en críticas y más críticas. Contrólate, porque puedes llegar a convertirte en alguien tóxico y en alguien demasiado negativo, y seguro que no deseas ser alguien así.

Pero, Virgo, este comportamiento viene por tu miedo al descontrol. Tienes demasiado miedo a que las cosas no salgan o no sean como tú quieres. Intentar evitar situaciones caóticas y para ello planeas todo a la perfección antes de que pase. Pero tienes que tener cuidado porque esa meticulosidad y esas manías pueden afectarte si no las controlas.

Como antes te decíamos, esto puede convertirte otra vez en alguien tóxico y poco generoso.

Virgo, tienes muchísimas cosas buenas y positivas, como pueden ser tu constancia, tu perseverancia o tus valiosos consejos. No dejes que todo esto se estropee por no saber controlar tus manías.

Para evitar todo esto, Virgo, tienes que aprender primero a aprovechar mucho más el momento y a no preocuparte tanto por cosas banales o por cosas que ni siquiera dependen de ti. Tienes que quitarte tanta presión de encima porque al final va a terminar haciéndote mal. Tienes que aprender a ser un poco más flexible y a no criticar tan a la ligera. Recuerda a saber controlar tus debilidades para que no se conviertan en algo peor. Transforma tu talón de Aquiles en una virtud más, Virgo.

2019-02-03T17:59:09+00:00