Nadie es perfecto, todo el mundo saca su carácter cuando se enoja porque todos nos enfadamos de vez en cuando. Eso sí, hay signos que son más peligrosos que otros a la hora de los enfados. Si quieres saber en qué puesto se encuentra tu signo en el ranking de los signos más peligrosos cuando se enojan, solo tienes que seguir leyendo para descubrirlo:

1. CAPRICORNIO

Capricornio es de esas personas que intentan tener toda la paciencia del mundo, pero hay veces que le es imposible y explota como un verdadero volcán. Cuando está muy enojado pierde rápidamente la compostura y arrasa por donde pasa. Es una persona con mucha educación, pero sus enfados son de otro nivel, un nivel que más de uno no sabe dónde meterse cuando aparecen. Su fuerza y su inteligencia le hace el signo más peligroso de todos cuando está enojado. 

2. LEO

Cuando se trata de ser peligroso y agresivo, puedes estar seguro de que Leo está en la parte superior del ranking. Leo es puro fuego y aunque por norma general es generoso también tiene sus cositas. Cuando se enoja puede llegar a ser muy peligroso porque no tiene límites y sabe lo que tiene que hacer para hacer el mayor daño posible. Cuando se enfada no ve más allá y le da igual las consecuencias de sus actos. Leo es mucho Leo y no todo el mundo es consciente de ello. 

3. ESCORPIO

Escorpio intenta evitar los conflictos porque quiere ser una buena persona y sabe como se pone cuando se enfada. Es una persona muy inteligente y no duda ni un segundo en usar su ingenio para hacer el mayor daño posible. Le encanta planificar su mayor venganza y esperar a que las cosas se enfríen porque sabe que es cuando nadie se espera su mayor golpe. Escorpio es muy peligroso cuando se enoja. Eso sí, prefiere descargar toda su ira verbalmente, la violencia física no es lo suyo. 

4. SAGITARIO

Sagitario tiene más paciencia de lo que la gente cree. Es una persona que prefiere vivir en paz antes de meterse en movidas que ni le van ni le viene. Es capaz de aguantar mucho, pero cuando le tocan las narices de verdad es mejor que todos los que estén a su alrededor salgan corriendo porque su fuego es incontrolable. Cuando se enoja empieza a decir verdades por su boca, verdades dolorosas que no todo el mundo es capaz de aguantar escuchar.

5. ACUARIO

Acuario es un alma libre, siempre va a su put* bola, no le gusta dar explicaciones a nadie y busca la paz en todos lados, pero cuando se enoja toda esa paz se transforma en una auténtica guerra. Acuario intenta pasar de todo el mundo, pero cuando le tocan las narices es capaz de dejar todo lo que está haciendo a un lado para centrarse en la persona que le ha hecho daño e ir a la yugular. Necesita sentirse cómodo en cualquier lugar, así que, si alguien le hace sentir todo lo contrario no duda en atacar. 

6. LIBRA

Una de las mayores sorpresas es ver a Libra en la primera mitad de este ranking porque gracias a su personalidad pacífica nadie se espera que esté en este puesto del ranking. Es una persona que siempre intenta encontrar el equilibrio y no perder los papeles cuando se enoja, pero cuando alguien cruza los límites, Libra no duda en sacar todo su genio y ponerle en su lugar. Eso sí, todo lo que suelte por su boca siempre será con la mayor educación que pueda existir en este mundo. 

7. ARIES

Aries es una persona que se mueve por impulsos y siempre está de un lado para otro. Cuando se enoja no piensa en las consecuencias de sus actos, pero tampoco se pone a pensar planes de venganza porque siente que está perdiendo el tiempo. Tiene mucho genio, eso no cabe duda, pero no es uno de los signos más peligrosos porque en realidad no quiere que nadie que esté a su alrededor sufra demasiado. Eso sí, cuando se enfada, lo nota todo el mundo a kilómetros de distancia. 

8. PISCIS

Piscis es una persona que se enoja con bastante facilidad, puede pasar de 0 a 100 en cuestión de segundos, pero para nada es uno de los signos más peligrosos del zodiaco. Es verdad que cuando se enfada saca su carácter fuerte y hace que tiemble todo lo que le rodea, pero lo compensa con ese corazón lleno de bondad que tiene que le impide hacer daño intencionadamente. Piscis se puede enojar mucho y liarla parda, pero es puro amor y eso lo arregla todo. 

9. GÉMINIS

Géminis es de esas personas que todo el mundo piensa que estaría en lo más alto de este ranking, pero no. Géminis tiene más fama que otra cosa. Es verdad que tiene su carácter y cuando se enoja tiene un temperamento fuerte, pero para él no merece la pena estar mal con nadie porque eso le llena de malas vibras. Es por eso por lo que Géminis siempre trata de vivir en paz con todo el mundo, y eso hace que los demás piensen que tiene doble cara, pero no es así. 

10. VIRGO

Virgo es una persona súper perfeccionista, está obsesionado con que todo salga bien y cuando se enoja suele perder un poco los papeles, pero pronto se da cuenta que eso no le va a servir de nada y prefiere respirar hondo y no dar una mala imagen de su persona. Cuando se enoja lo lleva por dentro y es por eso por lo que no es muy peligroso, es verdad que no tiene miedo a decir las cosas como son, pero tampoco pierde mucho su valioso tiempo con tonterías. 

11. CÁNCER

Si estabas esperando ver a Cáncer en lo más alto de este ranking estás muy equivocado. Es verdad que puede llegar a ser muy dañino cuando hacen su corazón añicos, pero tiene tanta bondad en su corazón que es imposible que sea uno de los signos más peligrosos del zodiaco. Cuando se enoja quiere acabar con el mundo entero, pero al mismo tiempo se da cuenta de que no le merece la pena estar metido en una guerra que ni le va ni le viene. Es muy sensible y sabe que acabaría perdiendo todas las guerras por fiarse de personas que no debe. 

12. TAURO

Tauro es una persona que no disfruta nada con los conflictos. Es verdad que tiene su carácter y que no se corta ni un pelo en decir las cosas como son, pero es el signo menos peligroso de todos porque todo lo hace con respeto. Es verdad que puede dar la imagen de ser una persona que va a hacer daño cuando se enfada, pero tiene un corazón que no le cabe en el pecho. Tauro es esa persona a la que nadie le tose por la imagen que da, pero cuando se enoja no es nada peligroso. Eso sí, tampoco es tonto y si tiene que poner a alguien en su lugar, no duda en hacerlo.