POR QUÉ SAGITARIO CREE QUE NO LE QUIERES

Eres esa mitad que nunca abandona y que siempre escucha. Ese apoyo incondicional que siempre está ahí para lo que sea y que jamás pone una sola pega con tal de ayudar en lo que pueda. Eres un pedazo de pan Sagitario y la gente no está preparada para tragarse su envidia hacia ti. Quien quiera ser como tú, que se ponga a la lista de espera y espere a que le llueva el milagro del cielo, porque Sagitario se nace y no se hace. Pero no todo lo que reluce es oro y tú lo sabes bien. Quien se crea que tu vida se reduce a buen rollo, fiesta, amigos, cervezas y poco más se equivoca por completo.

Eres una persona muy impulsiva, que casi siempre suelta por la boca todo lo que piensa, con ganas siempre de conocer y experimentar mucho más.

Y con la conciencia muy tranquila por todos y cada uno de los pasos que das en tu vida. Con el paso del tiempo te has hecho fuerte, y con las decepciones que han ido apareciendo por el camino más aún. Pero tú también tienes momentos de reflexión. También tienes etapas más bajas de ánimos.

Sagitario reconócelo, tú también tienes miedo a no saber qué hacer con tu vida.

Y en esos momentos, es cuando más necesitas que sean los demás los que hagan la función que tú haces siempre. Es ahí, cuando de verdad necesitas su ayuda y quieres que estén a la altura. No demandas algo que sabes que tú no puedes dar. No pides que sean tu sombra ni que se dejen la vida en ayudarte. Lo único que exiges es un mínimo de sentido común. Que te entiendan de una put* vez y que vean todo el esfuerzo que depositas en ser quien eres. Pierdes la fe en la humanidad y las ganas de ser una buena persona cuando solo ves egoísmo, injusticias y superioridad. Y a veces crees que por eso los demás no podrán llegar a quererte nunca. Porque eres tan diferente… Ojalá y todo el mundo pensase igual que tú Sagi… ojalá.