Piscis es muy impulsivo en temas de amor pero también tiene una enorme fuerza de voluntad si realmente sabe que no debe ir detrás de ti.

Probablemente te dirá que te extraña un millón de veces, te hará saber lo que siente por ti, luchará contra viento y marea para que te quede claro qué es lo que estás perdiendo pero después, frenará. Piscis puede estar muriéndose por dentro por verte pero cuando de verdad ha entendido que ya ha rogado lo suficiente se aparta, no tiene problema en hacerlo. Empieza a pensar con la cabeza y comprende muchísimas cosas, analiza todo lo que ha pasado y se da cuenta de que, por mucho que te eche de menos no eres el indicado o la indicada. Y que más no puede hacer si tú no quieres volver. Y ese ansia que tenía por estar contigo empieza a convertirse en indiferencia, esas ganas de verte dan paso a quizás un poco de odio al darse cuenta de que no estás ahí. Piscis hará todo lo que sea necesario por estar contigo si realmente te ama pero no va a arruinar su vida por nadie. Lo tiene claro.

Mucha gente piensa que el Pez es débil y que al final pueden hacer prácticamente lo que quieren con él/ella. Y no es cierto. Podrá dar un millón de oportunidades sí, podrá dejar pasar cosas que no debiera pero el día menos pensado se planta frente a su corazón y le dice que “no”, que ya no pasa ni una más. Y por mucho que te eche de menos no volverá a tus brazos, ahora te toca a ti mover ficha y luchar por ella/él.