Tauro te puede echar mucho de menos. Muchísimo. Pero no, no esperes que te escriba si sabe que no debe hacerlo.

Tauro es terco y aunque en el amor no tiene muchísimo control, busca lo que sea necesario para entretenerse, para no pensar, para evadirse como sea. Tauro puede volverse loco en sus propios pensamientos, Tauro podrá necesitarse en muchos momentos, Tauro te echará de menos sí, pero no te dará el gusto de que lo escuches, no te dará el gusto de darte ese poder para que después puedas hacer lo que te de la gana. No…

No le apetece dejarte el camino allanado porque sabe que quizás no te lo merezcas, porque para Tauro hay algo claro, el amor es cosa de dos, y para ello ambas partes han de esforzarse de verdad. No quiere poner todo su esfuerzo, no quieres que te vengas arriba y que tu ego se dispare, no quiere rogar ni humillarse. Tauro podrá echarte de menos sí, pero no te lo dirá, ni te contará tampoco las noches que pasa en vela pensando, o las veces que escribe un mensaje para después borrarlo, ni las veces que ha estado a punto de llamarte y después no lo ha hecho… No entiende por qué debe hacerlo, no entiende por qué tú no mueves un dedo.

Cuando todo pase, porque Tauro al final siempre se cura, te dirá, con el corazón en la mano, cuánto te echó de menos, cuánto se acordó de ti y cuánto te has perdido. Pero no antes, no lo hará si sabe que no debe hacerlo.