Virgo tiene un autocontrol envidiable, Virgo te puede echar de menos sí, pero si sabe que no es bueno escribirte, no lo hará.

Pueden pasar días sin que hable contigo, pueden pasar semanas, pueden pasar meses… Si sabe que no debe hacerlo no la hará, por mucho que una parte de sí mismo le diga que debería llamarte. Virgo lo puede estar pasando mal sí, pero intentará buscar lo que sea para estar entretenido. Es eficaz aunque por dentro esté deseando escucharte. Se dice a sí mismo que no y muchas veces ese amor propio y ese orgullo es lo que le hace seguir adelante, es lo que le hace superar las cosas.

Quizás cuando todo pase, cuando se sienta mejor, cuando su ansiedad haya menguado, quizás ahí sí que esté preparado para hablar contigo otra vez, y si lo ve necesario lo hará. Te llamará, volveréis a entablar esas conversaciones que se quedaron a medias, pero se hará desde otra perspectiva, se hará cuando ya hayan cicatrizado algunas heridas. Virgo tiene un corazón enorme, y llora, y extraña, y a veces también desea que las cosas fueran como antes. Pero su cabeza es fuerte, y gracias a eso supera, y se marcha cuando debe hacerlo y desaparece para sanarse.

No es más valiente alguien que lucha y pelea como sea por conseguir lo que quiere, a veces también hay que alejarse un poco para después volver más fuerte. No esperes que Virgo haga lo que tú quieres que haga. Eso nunca.