Hay almas que son así, un libro abierto, que tienen transparencia en sus emociones y que aunque saben que hay quienes sólo quieren lastimar, se lanzan al ruedo, porque han mejorado su lado resiliente. Ahora necesitan gritar sus sentimientos porque si no se ahogan en el abismo. Saben que tal vez el problema no tiene solución, pero es mejor cuando lo hablan, así la carga disminuye. Y es que hay amistades que se vuelven un refugio, que tienen la sensibilidad correcta para abrazar nuestras penas. Estos signos que gritan sus sentimientos porque si no ahogan:

1.- Cáncer 

Cáncer es quien se deja llevar como hilo de media, no es que se haga la víctima, es que su parte emocional hace que vea todo más intenso. Es un signo que cuando se siente en confianza te abre su corazón, lo más privado, lo que hace que las lágrimas corran por su rostro. Al principio es un alma tímida, que quede claro que no cualquiera le inspira confianza. 

Cáncer va con cautela, pero llega un momento en el que ya no puede más, porque todo eso que calla le está enfermando. Es su mente, su cuerpo y su corazón, los que ya no pueden más. Una conversación con Cáncer es sinónimo de empatía, de amor, de fortaleza. Porque es capaz de hacerle frente a sus problemas, aunque es de los que lloran mucho, también es de los que se limpian las lágrimas y siguen adelante. Sólo que de vez en cuando necesitan un respiro. 

2.- Libra 

Libra es un signo de aire, es conocido porque se deja llevar por el momento. Hay una parte de su personalidad muy soñadora, que se enamora como si no hubiera un mañana y ahí es cuando puede terminar con el corazón roto, cuando necesita hablar todos esos pensamientos que le atormentan. Libra es muy real, cuando conversa pone por delante la profundidad, le gusta llegar a donde nadie más ha llegado. 

Libra también es uno de los signos que gritan sus sentimientos porque si no ahogan. Es quien no esconde sus sentimientos aunque eso signifique entrar en catarsis, está dispuesto a contarlo todo y simplemente quiere sanar. Es por ello que no se queda con las amistades que sólo tienen temas triviales, quiere algo más, alguien que sea capaz de escuchar y no juzgar. Alguien que también se atreva a hablar sobre inseguridades, miedos y sueños. 

3.- Piscis 

Piscis es la persona más reservada que te puedas encontrar en tu camino, cuando apenas inicia la amistad, pero una vez que se siente en confianza necesita gritar cómo se siente. Es quien no teme en compartir las ideas más raras que atraviesan su mente. Piscis ama las conversaciones profundas, las que no sólo te hacen llorar, te hacen reflexionar y tomar decisiones importantes.

Es muy emocional pero también tiene el don de colorear los días grises, no importa qué tan roto se sienta, siempre busca la manera de robarle una sonrisa a los demás y eso no se compara con nada. Piscis es complicado, tanto que, a veces, ni él mismo se entiende. Sin embargo, es muy valiente que diga las cosas de frente y sin filtros, prefiere quedarse con las personas reales.