En una relación, hay muchas cosas que son importantes. La confianza, la lealtad, la comunicación y aunque muchos no lo crean, también el sexo y la conexión física es algo que cuenta muchísimo. Hay signo que esto lo tienen fácil y otros quizás no tanto. Hoy toca hablar de esos signos que más hacen disfrutar a sus parejas en la cama. 

Escorpio

Todo el mundo sabe que Escorpio y sexo van unidos y hasta muchos asumen que las personas Escorpio son de las más sexuales y apasionadas del Zodiaco. Y si tanta gente coincide pensando en lo mismo, por algo será. Una libido alta y muchas dotes para hacer disfrutar al mismo tiempo que disfruta es algo que Escorpio trae de serie. Pero si lo que te interesa es cómo “animarle” (más aún, si cabe), crea atmósferas misteriosas y seductoras cuando estéis juntos: miradas, roces de piel, roces en zonas erógenas, pequeños gestos juguetones de dominación y posesión, caricias sensuales… todo muy intenso y muy al límite. Por supuesto que la mejor manera de encender a este signo es encenderte tú y estallar y que lo vea. A Escorpio le vuelve loco dar placer, le subyuga el poder que sus manos o su boca tienen sobre ti. Y cuida de que sea verdad porque leerá en tu mirada y en ti si estás sintiendo de verdad. Y cuando lo que ve es de verdad se entrega. Pero ojo:, reserva lo justo para mantener su atención y su fiebre siempre en todo lo alto. 

Capricornio

Capricornio es conservador/a en todas sus facetas así que no esperes que se lance en plan dios/diosa del sexo y te deje con la boca abierta. Pero te va a sorprender mucho su manera de hacer el amor. Sobre todo si además tiene sentimientos. En el fondo es que controla mucho las situaciones, le gusta controlar las relaciones y se controla a sí mismo porque sabe que hay algo en el sexo que le vuelve profundamente loco/a. Así que te tocará trabajarte el asunto a ti, pero cuando llegues y descubras su punto y sus límites en su sensualidad, a partir de ahí todo será un paraíso. Porque Capricornio es un amante de 10 que te va a dejar, ahora sí, con la boca abierta. Y si se encuentra a gusto en la relación, vas a tener más sexo del que habías imaginado nunca. En algunos momentos podrás hasta pedirle hacer algo muy extremo, y te dirá que sí por lo que hemos comentado: le gusta el sexo más de lo que le gusta reconocerlo. Así que prepárate. Para no parar, pero déjale que domine, que elija posturas en las que se sienta bien. No te vas a arrepentir.   

Piscis 

A Piscis le va el sexo intenso y pasional pero expresado de forma dulce y espiritual. Ni se te ocurra abrir los ojos mientras le besas. Intenta también sacar todo tu arsenal de palabras y frases sensuales para decírselas al oído cuando estéis en la intimidad. Piscis se entrega en el sexo, le gusta pasar tiempo en la cama y puedes pedirle lo que quieras porque te lo dará. Quizás tenga menos iniciativa por la parte que le toca, y se lo piense mucho para pedirte algo picante o fuera de lo normal. Eso sí, le gusta pensar que aunque sea sexo, cada momento íntimo tiene un significado, e incluso las primeras veces querrá pensar que el destino es quien le ha llevado a tu lado. Le gusta pensar ese tipo de cosas, existen en su cabeza y ese tipo de pensamientos luego le predisponen para ir más lejos con el cuerpo como instrumento. Las miradas en los preliminares le pone a 1.000, también los juegos en el agua y también los besos largos y húmedos.   

Sagitario

Con Sagitario y el sexo lo vas a tener fácil tanto si tienes iniciativa, como si quieres dejarte seducir. Este signo se adapta a todo con tal de disfrutar, aunque es exigente para conformarse. Y si te critica en algo, lo hará como un juego, para experimentar, para saber cuáles son tus límites, y para incitarte a mejorar. Sagitario seduce con la mente y también con el cuerpo, y cuanto más difícil le resulta llegar hasta el final, más se anima y quiere ganar. Es valiente y atrevido, y en la intimidad, adora probarte y probarse, y le encantará si se lo pones difícil, y si eres capaz de jugar más duro que él/ella. En realidad no le gustan las cosas fáciles, y valora mucho los roles dominación-sumisión para disfrutar de muchas facetas, pero siempre como un juego atrevido. El sexo más dulce no le pone tanto aunque si sabes jugar a su juego, y si le acabas sorprendiendo, puede que vuestros encuentros sexuales sea muy intensos pero también cada vez más amorosos. Como le gustan las aventuras y las emociones fuerte, meterle mano en público y hasta tener sexo en lugares pocos convencionales le pondrán a 1.000. O a 2.000. 

Aries 

El sexo con Aries es caliente, intenso y muy pasional. Marte es el planeta de la guerra y el amor, así que sabiendo esto, imagina el resto. Pero se aburre rápido por lo que tendrás que darle mucha calidad o mucha cantidad, o las dos cosas, o ir alternando. Vamos, que no se aburra. Y otra cosa que le encanta es que le insinúes todo lo que harás cuando estéis solos, le encantan esos juegos entre la realidad y la imaginación, entre la sinceridad y el misterio. Porque su mente todo lo visualizará pero al no ejecutar, se pondrá como una moto. Aries es fogoso e impulsivo, y atrevido y no tiene miedo a casi nada, así que no te cortes en decirle a la cara todo lo que quieras. Lo que le guste menos lo asumirá con valentía, y lo que le guste más le pondrá una sonrisa en la cara de lo más infantil. De esas que enamoran. En la cama le gustan las posturas de dominación, y si es para dejarse dominar será en plan juego. No te vengas arriba. 

 

Acuario

Acuario es libre como el viento, así que sexualmente está abierto a todo, todo le parece bien y probarlo todo es algo que le llama la atención. Y todo lo que sea experimentar y disfrutar de los resultados le gusta. Te será fácil   excitarle si le hablas de tus fantasías sexuales, sobre todo si alguna te gustaría probarla con él/ella. Pero no te llevarás a Acuario fácilmente a la cama, porque le gusta elegir, le aburre el sexo por el sexo, y cuando se lanza tiene que sentir que entre vosotros hay conexión emocional. Eso no es que necesite estar enamorado ni mucho menos, pero tener sexo sin más le parece que es tan fácil y accesible que no le llama nada la atención. En el fondo le sale su espíritu libre y aventurero, antinormas, y quiere un sexo rompedor, nada convencional, y que no se parezca en nada a eso que muchas parejas repiten una y otra vez sin emoción ninguna. A Acuario le pone lo diferente, sin tabúes y donde la mente importe al igual que la piel u otras partes del cuerpo. Haz que sienta curiosidad, mantenle expectante y cuéntale tus aventuras pasadas, le encantará oírtelas. Su oído está conectado con su cerebro y desde ahí… prepárate.