Para Géminis, es muy importante estar con alguien que sepa lo que es el verdadero significado de la palabra  RESPETO y que sepa dar esa pequeña dosis de calma y de tranquilidad mental que a veces Géminis necesita tanto como el aire para respirar. Géminis es de esos amores locos y rebeldes  que son un encanto desde el principio pero que, sí o sí, terminan siendo un verdadero desastre muy atractivo capaz de arrasar con todo lo que se le ponga por delante… Muy sentimental, pero fuerte, muy emocional, pero muy sensible con lo suyo y con lo de los demás, Géminis se presenta siempre como esos amores que te marcan de por vida, porque donde va, deja huella, y a su lado necesita a alguien que sea capaz de aguantar y respetar eso y muchos más.

Géminis apostará por ti cuando vea que tú lo haces por ella/él. Ni más ni menos.

No te va a pedir una amplia lista de requisitos y prioridades, aunque en el fondo la desee, Géminis tiene mucho más en cuenta tu disposición para viajar, para hablar, para hacer de todo, antes que lo que tengas por no tengas, como las cosas materiales.

Lo último que desea es forjar una bonita relación con alguien que no sea como en verdad es. Géminis tiene mucho respeto hacia todo el mundo, pero hacia las personas que no les importa mostrarse tal y como son (con sus fallos y virtudes) más todavía, porque la autenticidad se vende muy cara últimamente. Si quieres que Géminis se quede a tu lado y que no vuele lejos de ti, entiende que es un ser sociable por naturaleza, que irá de allí para allá y que, posiblemente, tú no vayas en muchos de esos viajes. Pero lo que debes de saber es que Géminis siempre lleva en su corazón a su pareja y si lo hace, te ganas su corazón, su respeto e incluso, un hueco en su propio pedacito de cielo…

En el fondo, Géminis sabe que no es un amor con el que todo sea muy fácil (de esos en los que coser y cantar es algo ya monótono) pero lo que sí que sabe es que puede cambiar tu vida y que puede hacer que tus sonrisas, sean eternas, porque de la mano de Géminis la felicidad siempre está más que servida.