CÓMO TENER UNA RELACIÓN SANA CON ACUARIO

Los corazones aventureros son rebeles, independientes, curiosos y muy difíciles de encarcelar. Acuario es un verdadero ejemplo de corazón rebelde y guerrero en toda regla. Para tener una relación sana con Acuario no tienen que existir exigencias, agobios o reproches de ningún tipo. Acuario es un amor libre por naturaleza y nunca dejaría de lado su esencia por alguien que no sepa apreciar ese rasgo tan característico.

Para Acuario la vida es una aventura realmente emocionante y por eso mismo quiere un buen compañero para ese viaje. Para entrar dentro del corazón de Acuario no hacen falta milagros, con ser cómo realmente eres sobra y basta. Acuario es un amor que detesta a la gente que actúa de una manera y que opina de otra. Es un amor que no soporta las mentiras, las falsedades y los teatros que ocultan verdaderas personalidades detrás.

Acuario quiere compartir su vida con alguien que tenga las mismas ganas de vivir, pero también necesita a alguien que sepa parar sus pies cuando es necesario.

Los impulsos forman parte de su vida y a veces, esos impulsos no son tan beneficiosos como parecen, por eso Acuario quiere que su pareja tenga un buen lado de responsabilidad aunque suene raro viniendo de Acuario. Para conseguir un hueco dentro de su relación, hay que ir poco a poco, sorprendiendo a su curiosidad y haciendo de cada día un día nuevo para el recuerdo. Nunca sacar sus te quiero a la fuerza, nunca poner en duda su palabra y jamás haciendo acciones malas a sus espaldas, con eso ya hay un 20% más de probabilidades para entrar en su corazón. Es aconsejable ir con la verdad por delante, porque Acuario valora mucho a las personas valientes y sin filtros. PACIENCIA, ESPERANZA Y FUERZA.

No te preocupes si no te dice te quiero todos los días, no te alarmes si ves que Acuario se va para oxigenarse, no te pienses que te está dejando de lado… Sabrás que formas parte de su corazón cuando te incluya en sus planes, cuando veas que no te quite ojo y cuando duermas por las noches a su lado. Ese calor humano que le sale de dentro cuando tiene al lado a la persona ideal, no se quede comparar con nada de este mundo.