POR QUÉ VIRGO NO DEJA IR

¿Sabes esa sensación que te entra por el cuerpo cuando haces algo que no quieres hacer? ¿Eso que te sucede cuando juegas en contra de tus propias reglas? Pues eso NO le pasa a Virgo, porque Virgo sigue sus propias reglas y actúa según sienta, piense y vea. Punto.

Cuando Virgo no deja ir a una situación que sabe que le hace mal, es porque ha visto algo que aun se puede salvar, porque sabe que puede tener más oportunidades y porque intuye que no, no es el final. Cuando no deja ir a una persona que le hace daño, sinceramente, es porque no lo ve. Porque el amor es mucho más grande que la verdad, que todo lo evidente. Virgo es una persona muy valiente, fuerte, decidida, cabezona, terca, controladora y todo lo que querías decir, pero cuando se ciega de amor, de cariño y de ternura, se ciega por completo y no ve lo beneficiosos que puede ser el dejar ir.

Se cree que dejando ir, pierde. Se cree, que dejando ir tira la toalla y entra en el club de la cobardía. Virgo se fija mucho en lo que su gente pueda pensar, aunque no lo aparente, Virgo tiene muy en cuenta sus opiniones y lo ultimo que quiere es que piensen que tiró la toalla, necesita tenerlo todo muy bien atado y controlado antes de lanzarse a la piscina.

Lo que Virgo no sabe es, que dejar ir es una terapia muy buena para renovarte por dentro y por fuera. Que es una oportunidad de abrir miles de puertas más y que no, que no es perder, ni tirar la toalla, al contrario, dejar ir es dar una oportunidad nueva a tu vida, y más aun si eso te hace daño, Virgo es astucia y tiene muy buen ojo para todo, pero muchas veces no ve lo tóxico que hay en frente suya.

Ahora bien, el día que las preocupaciones por lo que puedan pensar los demás se vayan por el retrete, Virgo se renueva y ahí, no se ciega. Ahí, abre los ojos y sigue hacia delante. Como siempre.

2018-10-04T09:30:27+00:00