VIRGO Y EL SEXO

Los detalles para ti, Virgo, cuentan mucho, y lo sabes. Hay que dejar claro que no pretendes con eso que la persona que se vaya a acostar contigo sea después la persona con la que querrás pasar el resto de tu vida pero si, necesitas un impulso que te lleve a tener sexo, y los pequeños detalles, ayudan.

Para practicar sexo con alguien tienes que sentirte a gusto y cómodo, lo mejor es que nadie te insista mucho en hacer cosas que no quieres porque se te apagará pronto la llama.

Hasta el momento en que te entregas definitivamente, eres tímido y algo pudoroso, te cuesta expresar tu deseo hacia la otra persona y no abres tu alma del todo. En el momento en que todo esto pasa (pueden ser sólo unos minutos previos a la acción), y te encuentras en un estado de confort, lo das todo de ti, el otro probablemente alucine viendo que contigo hay Servicio Completo.

Sabes de sobra que el sexo violento y duro puede llegar a gustarte pero que también se alcanza el clímax con el sexo suave y gradual, y si, esa es una de tus especialidades. Empiezas lentamente hasta que tu cuerpo se llena de pasión y te vuelves salvaje, pero poco a poco. Disfrutas enormemente las relaciones sexuales de esta manera.

Hay que añadir que das importancia al amor en el sexo y que te diviertes el doble cuando se mezclan. Tener sexo una noche, no está nada mal, te desahoga, pero pocos te conocerán a fondo en sólo un día.